Los obispos juegan a ser Dios: "No te confesarás"



Informa en.news

Los obispos austriacos no sólo suspendieron todas las misas sino también todas las confesiones.

En una declaración del 20 de marzo, pretenden tener el poder de "dispensar" a los fieles de su confesión de Pascua.

Cancelaron todas las confesiones programadas. A los fieles se les permite contactar con los sacerdotes sólo por "razones graves".

Los obispos aconsejan a los que se confiesan regularmente "suspender temporalmente esta práctica".

*
Comentario: Esta misma mañana, en una de las pocas iglesias que permanecen aún abiertas por varias horas, he sido testigo de esto: una penitente ha pedido confesarse y el cura le ha puesto varias excusas, aludiendo a las leyes civiles (distancias...), para al final decirle que sólo confiesa en casos graves. ¿Se refiere a los que están muriendo? Si, precisamente, los infectados mueren solos ya que no se les permite acceder a un sacerdote en sus últimos momentos.

Y si a mí me ha causado dolor esta negativa disimulada, mucho más a ella. Pensemos que para llegar a la iglesia caminando tenemos que desafiar a la policía que fácilmente puede pararte (y te para) y si no explicas o llevas contigo el artículo 11 del Estado de Emergencia que ha dictado el gobierno español y que permite acceder a los templos, te expones a una cuantiosa multa. Ya vamos con el miedo en el cuerpo para que encima el sacerdote nos ponga pegas y nos deprima todavía más con su prudencia demasiado humana. 

El perjuicio que pueden causar estos pastores, aún los mejores, es incalculable ya que tienen más miedo a contagiarse que a sufrir el reproche de Dios y dejan a las almas sin el consuelo de sentirse perdonadas y sin la gracia del Sacramento. 

Desde luego les falta mucho para llegar a ser `otros cristos´ y tener su Corazón amabilísimo.


María Ferraz

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


Domingo 01 de julio de 2012

Cómo me aplasta el pecado en este momento y cómo sufro el tormento del rechazo.

Mi cabeza está siendo machacada como las espinas de Mi Corona, así como la Cabeza de Mi Iglesia (Benedicto XVI) - Mi Santo Vicario en la Tierra - sufre el dolor a través de la persecución que él soporta a manos de sus enemigos.

Mi Iglesia en la Tierra, Mi Cuerpo en la Tierra, es uno solo. La crucifixión está siendo preparada.

La doctrina de Mi Iglesia, así como Mis enseñanzas en la Tierra, fueron distorsionadas por aquellos Fariseos y aquellos que pensaban que conocían la Palabra de Mi Padre más que Yo lo hacía, serán pronto arrojados y dispersados.

Debéis rezar todos por Mi Iglesia en la Tierra. Debéis siempre recordar que no existe otra doctrina más que la proclamada por Mí durante Mi tiempo en la Tierra.

Todo lo que sea la Verdad nunca será cambiado, porque si lo fuera, estaríais obligados a tragaros una mentira.

Hija Mía, nunca permitas que aquellos que continúen rechazando Mi Palabra en este momento, te desanimen a ti o a Mis seguidores, de ayudarme a rescatar a Mi Iglesia en la Tierra.

Ya una vez que el enemigo ataque Mi Iglesia, vosotros debéis uniros y aseguraros de que los Evangelios sean difundidos hasta los confines de la Tierra.

Los Sacramentos de la Santa Confesión, Bautismo, Matrimonio y de la Sagrada Eucaristía deben ser conservados. Incluso el acceso a estos se hará difícil.

Mis siervos sagrados que me aman, deben comenzar los preparativos ahora. Muy pronto os será prohibido ofrecer tales Dones a los hijos de Dios.

El tiempo para la preparación ha comenzado.

Permitidme instruiros, dirigiros y ayudaros a traer a Mi Iglesia Remanente a las puertas del Paraíso.

Vuestro bienamado Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a01-jul-2012-los-sacramentos-de-la-santa-confesion-bautismo-matrimonio-y-de-la-sagrada-eucaristia-deben-ser-conservados/