Un acto de esperanza para repetir



Cuando el mundo parece desmoronarse a nuestro alrededor, puede ser fácil caer en la desesperación. Quedan pocas cosas que nos traigan alegría y no sabemos si algo bueno volverá a suceder.
Sin embargo, es precisamente durante esos tiempos oscuros que necesitamos poner nuestra esperanza en Dios.

El Catecismo de la Iglesia Católica describe la esperanza como una "virtud", explicando cómo consiste en "poner nuestra confianza en las promesas de Cristo y confiar no en nuestras propias fuerzas, sino en la ayuda de la gracia del Espíritu Santo" (CIC 1817).

Una forma de fomentar la esperanza en nosotros es rezar frecuentemente un corto "acto de esperanza" a lo largo del día. Esto llama a la gracia de Dios para inundar nuestra alma con una esperanza sobrenatural que perdurará.

He aquí un ejemplo de un acto de esperanza, que puede ser memorizado y rezado a menudo.

Dios mío, confiando en tu infinita misericordia y bondad, y reconociendo que siempre eres fiel a tus promesas, pongo toda mi esperanza en ti. ¡Mi vida está en tus manos!


P Kosloski

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD

La Virgen María: La esperanza nunca debe dejarse a un lado a favor del miedo


Sábado 17 de diciembre de 2011

Mi niña, debes hablarle al mundo rápidamente, del Amor y la Misericordia que Mi Hijo Jesucristo tiene por cada una de las personas en la Tierra.

El ama a cada uno, incluyendo a aquellos con almas tibias y a aquellos que no le conocen.

Nunca dudes que estas mismas personas, que pueden estar faltas de espiritualidad, son muy amadas por Él. Cuando la Misericordia de Mi Hijo les envuelva, se les dará una gran esperanza.

El Cielo se regocijará, cuando estas personas abran sus ojos a la Verdad, durante el Aviso. Aquí es cuando aceptarán el amor y la esperanza que se les dará. Será el don más grande que jamás hayan recibido en esta vida en la Tierra.

Mi niña, las personas nunca deben condenar a aquellos que no honran a Mi Padre. Nunca deben perder la esperanza por aquellos que también rechazan a Mi Hijo. Estas almas son todas amadas con una profunda ternura, por Mi Hijo, que solo quiere salvarlas.

La esperanza, niña Mía, es un don del Padre eterno. Nunca debe apartarse a favor del miedo o la negatividad. La Misericordia de Mi Hijo no conoce fronteras. Esta, se les dará a todos y cada uno de ustedes pronto.

La esperanza y el gozo deben estar en la vanguardia de sus pensamientos, hijos, porque Mi Hijo está a punto de otorgar tan gran Don a sus hijos, con el fin de salvar al mundo.

El quiere que toda la Humanidad sea parte de esta grande y gloriosa era de paz, que os espera a todos ustedes.

Recen, recen, recen para que todas las almas sobre la Tierra, den la bienvenida a este amoroso Don, con corazones abiertos y humildes.

A través del Aviso, la Misericordia de Dios finalmente se mostrará a la Humanidad.

No podrá haber dudas después de esto, de cuánto son amados y queridos por El todos Sus hijos.

Vuestra amada Madre

La Reina de los Cielos



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a17-dic-2011-la-virgen-maria-la-esperanza-nunca-debe-dejarse-a-un-lado-a-favor-del-miedo/