La Iglesia, convertida en una ONG bajo la `pandemia´ (Bux)


(Roma) Dos renombrados pensadores católicos, el teólogo y liturgista Don Nicola Bux y el director de banco y ético financiero Ettore Gotti Tedeschi, encontraron palabras críticas sobre el comportamiento de la Iglesia en la crisis del Coronavirus. Don Bux, un amigo personal de Benedicto XVI, ha sido consultor de varios dicasterios romanos desde su pontificado. De la oficina para las celebraciones litúrgicas del Papa, el sacerdote vinculado al rito tradicional fue removido por el Papa Francisco. Gotti Tedeschi, profesor de ética de los negocios, un laico con una fuerte conexión con la tradición, fue presidente del Banco Vaticano IOR durante varios años hasta que fue víctima de una intriga. El 19 de mayo, ambos publicaron por primera vez un texto conjunto, en el que reflexionan sobre la respuesta de la Iglesia a la pandemia del Coronavirus. El texto fue publicado por el diario italiano La Verità.

Por Don Nicola Bux y Ettore Gotti Tedeschi:

El temor a perder la vida a causa de la `pandemia´ y el aislamiento forzoso para evitar la infección podrían haber sido dos grandes oportunidades para que nuestra amada Iglesia reflexionara y promoviera meditar sobre el valor y el significado de la vida y el valor de la libertad.

Esta es una tarea importante de la Iglesia, como lo deja claro la primera encíclica de este pontificado, Lumen Fidei. La Iglesia debe imitar a Cristo: "Ego autem in medio vestrum sum sicut qui ministrat, "Pero yo estoy entre vosotros como el que sirve" (Lc 22, 27).

Pero al hacerlo con tal discreción y con un "respeto humano" tan grande que pocos lo han notado, nuestra Iglesia ha perdido una gran oportunidad de ofrecer consuelo espiritual a quienes lo necesitan urgentemente, y corre el riesgo de perder la credibilidad de su misión sobrenatural.

La autoridad moral parece querer comunicar una tibia "neutralidad moral" al mundo exterior en este momento. No se ha aprovechado la posibilidad de una propuesta fuerte y heroica para ayudar al sufrimiento espiritual afirmando la verdad de todas las maneras y en todas las oportunidades. No hubo una voluntad heroica de utilizar esta oportunidad para comunicar eficazmente la búsqueda de la conversión personal y la voluntad de Dios. No se percibió ningún esfuerzo heroico y adecuado para explicar a las personas en estas circunstancias lo que es moralmente verdadero o falso, correcto o incorrecto, bueno o malo.

Por el contrario, se pueden percibir esfuerzos por trivializar la ciencia y la razón, por ejemplo cuando se trata de explicar las causas de la epidemia.
Ciertamente, depende de nosotros que, por nuestra falta de cuidado o nuestros prejuicios, no hemos percibido suficientemente las señales espirituales para sacar provecho espiritual de estos momentos de miedo y aislamiento. Con este objetivo, hemos escuchado deseos de una misteriosa "fraternidad" humana (sin referencia a Dios que la justificaría) y llamados a un diálogo interreligioso indefinido, con vagas referencias a un solo Dios para todas las religiones y acompañado de una oración universal igualmente vaga.

¡Pero cuidado! Estos son los conceptos básicos del sincretismo religioso entre credos irreconciliables, que apuntan a formas de unidad religiosa más allá de los dogmas de fe.

También hemos escuchado el anuncio de un "nuevo humanismo". ¿Nuevo porque se considera obsoleto el viejo humanismo cristiano, basado en la naturaleza humana del alma, el cuerpo y el intelecto, herido por el pecado original y redimido por el Dios encarnado? ¿Cómo se puede pensar en "humanizar" a alguien o algo si no se reconoce primero quién es el creador de lo que es humano?

Pero hay un hecho aún más misterioso que debe ser entendido. Si la Iglesia se presenta ahora como una institución activa en el campo social, y de hecho deja claro que la Santa Misa no es un "santo sacrificio", sino sólo una "asamblea", y como una asamblea pública está regulada por las normas del gobierno estatal, ¿por qué se queja la gente?

Por estas razones, tememos que el mayor cambio después de Covid-19 pueda afectar la autoridad moral de la iglesia.

De hecho, existe el peligro de que sea eliminada como mediadora, no sólo por razones pragmáticas sino también por razones filantrópicas.

El filantropismo (o la caridad sin verdad) quiere ser exactamente el competidor laicista de la caridad cristiana. Gracias a las tentaciones y a la influencia del filantropismo, que está cargado de dinero, la autoridad moral corre el riesgo de convertirse en el vehículo de la religión universal, del ecologismo, con el fin de unir todas las culturas en un único valor universal.

A veces la Iglesia parece anticiparse casi proféticamente a la era post-Coronavirus, anticipando el reconocimiento de un papel dominante del Estado, buscando apoyo geopolítico fuera de los tradicionales occidentales, y sugiriendo la posibilidad de la fusión de las religiones (como si fueran corporaciones) eliminando los obstáculos a esta transformación (dogmas, familia, soberanía, tradición...) a través de la devaluación y el debilitamiento.

Hasta hace algún tiempo, a la Iglesia no se le permitía ocuparse de la economía, la ciencia y la política, sino que tenía que limitarse a pensar sólo en la conciencia. Hoy en día la Iglesia se ve obligada a tratar con la economía, la ciencia y la política, pero ya no con la conciencia. Y parece haber aceptado esto. La consiguiente reducción de su papel mediador es inevitable.

En esta situación, la Iglesia debe esforzarse por señalar y explicar el "misterio trascendente" de lo que ha sucedido y de lo que podría suceder, en lugar de proponer soluciones que no tienen nada que ver con Cristo y que simplemente engañan.

La Iglesia hoy debe reavivar y dar esperanza a todos, y puede hacerlo también a través del diálogo, pero a través del diálogo para que se pueda encontrar a Cristo, a través de la evangelización, porque la verdadera hambre y sed de hoy es ante todo de Dios. Sólo de esta manera, y sólo de esta manera, "todo irá bien" en este mundo y en el otro.




https://katholisches.info/2020/05/23/aus-angst-vor-der-pandemie-wird-die-kirche-zur-ngo/

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


27 de junio de 2014

Mi muy querida bienamada hija, nunca identificarás la obra de Satanás en el mundo, tan fácilmente, porque él es muy astuto. Él rara vez expondrá en cierto modo sus obras, lo podría causar que la gente cuestione su influencia. A lo largo de su reinado en la Tierra, él ha realizado grandes esfuerzos para convencer al mundo que no existe. Rara vez veréis la verdad, porque ésta es camuflada por esas personas que él utiliza para convencer a la gente de que Dios no existe.

El objetivo del diablo es engañar a la gente haciéndoles creer que el mundo y la existencia de la raza humana son un medio para un fin. Su mayor triunfo fue la introducción del humanismo y, en particular, el humanismo secular.

Humanismo, el así-llamado deseo de cuidar de las necesidades de la raza humana, a través de la eliminación de la injusticia social, es errónea. Los que adoptan el humanismo en sus vidas, lo hacen como un sustituto de la creencia en Dios y es comprensible por qué hacen esto. Lamentablemente, muchas religiones han producido disidentes, cuyo comportamiento no es influenciado por Dios. Su odio por los demás y sus intenciones asesinas son ejecutadas en el nombre de Dios cuando, en realidad, es el mismo Satanás quien inspira cada uno de sus movimientos. Él hace esto para guiar a la gente lejos de Dios. Estas almas oscuras cometen terribles injusticias y utilizan el Nombre de Mi amado Padre para llevar a cabo actos malvados. Luego justifican estos actos en el nombre de su religión y causan que muchas personas rechacen toda creencia en Dios.

El humanismo secular, mientras que aplaude todas las cosas buenas en el nombre de la justicia social, es muy atractivo para aquellas almas que son tiernas de corazón, porque sus intenciones son buenas. Lamentablemente, cuando abrazan esta doctrina, están diciendo que la creación del mundo fue un accidente, causado por la naturaleza. Pero esto es incorrecto, porque el mundo fue creado por Mi Padre Eterno. Ningún científico va a ser capaz de explicar jamás la Creación del mundo, porque este conocimiento nunca se le dará a conocer al hombre.

Rechazar lo sobrenatural y la Existencia Divina de Dios significa que vosotros rechazáis las pautas morales, que se derivan de Dios. Esto significa que la moralidad, un sentido profundo de lo que es o no es agradable a Dios, no se puede sostener y esto conduce a la oscuridad. En cambio, el hombre llegará a concentrarse solamente en sus necesidades físicas, y descuidará su alma. En la muerte, su alma, la que él rechazó para aceptar como un Regalo vivificante de parte de Dios, seguirá sin aceptar la Misericordia de Dios. Muchas de estas almas se habrán marginado ellos mismos por completo de la Misericordia de Dios en esa etapa.

Mi Iglesia, cuando se divida y caiga, acogerá al humanismo con gran entusiasmo. Y, como resultado, atraerá a todas aquellas almas a una interpretación errónea de la Verdad de su existencia. El mundo entonces abrazará este nuevo tipo de Iglesia - una Iglesia preocupada por las injusticias sociales - y ni una sola palabra sobre la importancia de la salvación de vuestra alma será pronunciada.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a027-jun-2014-mi-iglesia-cuando-se-divida-y-caiga-acogera-al-humanismo-con-gran-entusiasmo/
Templario ha dicho que…
Lumen Fidei, fue escrita por el Papa legítimo B-XVI. Bergoglio añadió algo a dicha encíclica, pero fue para dar a entender que sintonizaban, que existía continuidad entre ambos. Quiso engañarnos pero no lo consiguió.
https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/lumen-fidei-la-enciclica-del-papa-francisco-escrita-con-benedicto-xvi-nid1598456
Pero cuando el cardenal Sarah escribe conjuntamente con el Papa legítimo el libro titulado "Desde el fondo de nuestro Corazón", Bergoglio le vuelca encima al cardenal Sarah un camión de estiercol. Y cuando el Papa legítimo B-XVI, le escribe al cardenal Sarah el prólogo de su otro libro "la fuerza del silencio", Bergoglio dijo al Papa legítimo B-XVI, cuando uno renuncia no lo hace a medias.
https://www.periodistadigital.com/cultura/religion/20170625/renuncia-medias-noticia-689401405435/
Non Nobis.