Francisco quiere que la apostasía alemana progrese



MUNICH, Alemania  - Cardenales, monjas, sacerdotes y laicos alemanes están presionando a la Santa Iglesia Católica para que adopte una caricatura femenina de sí misma con el apoyo de la mayoría de los obispos alemanes.

El Cardenal Reinhard Marx, por ejemplo, se lamenta de que algunos católicos están atascados en el pasado, no están dispuestos a seguir los tiempos.

El cardenal explicó que, para la Iglesia, la libertad responsable incluye el respeto a "las tradiciones y reglas ... dadas a nosotros por Cristo", equilibrado por el discernimiento de la voz de Dios en el mundo y en la historia. Y esto incluye como "urgente" más mujeres en posiciones de liderazgo de la Iglesia.

Una monja alemana, recientemente nombrada por su obispo para tomar posición de su cargo, también está de acuerdo en que más mujeres deben liderar en la Iglesia. La hermana Anna Schenck, 43, es ahora la nueva jefa de la oficina del ob Bertram Meier de Augsburgo. Fue nombrada así en la misa de investidura de junio.

"La Iglesia en su conjunto se beneficiaría si hubiera más mujeres en posiciones de liderazgo", afirma Schenck.

Al no exigir todavía el sacerdocio, Schenck reconoce las "muchas preguntas y discusiones sobre el papel de la mujer en la Iglesia", particularmente en Alemania, donde el camino sinodal ha dedicado todo un foro a discutir la cuestión de los posibles futuros ministerios de la mujer.

Otras hermanas religiosas alemanas han denunciado recientemente su llamado papel limitado dentro de la Iglesia. "La dependencia" de los sacerdotes "nos quita nuestra dignidad", afirman. La Hna. Susanne Schneider es una de las 10 monjas de un grupo llamado "Mujeres Religiosas por la Dignidad Humana". Este grupo de mujeres escribió una reflexión en junio sobre los desafíos para las religiosas durante los bloqueos del virus Wuhan.

Tener que depender siempre de los sacerdotes varones es una frustración para Schneider.

"Nos hizo aún más conscientes de lo dependientes que somos las mujeres de un ministro ordenado que puede o no venir", dijo. "Esta dependencia nos quita nuestra dignidad".

(...)
Esta "forma sinodal" de feminizar la Iglesia para ponerla "al día" parece estar teniendo un impacto. La conferencia de obispos alemanes anunció el viernes que un récord de 272.771 personas dejaron la Iglesia Católica del país en 2019. El número representa un aumento de más de 56.000 sobre los 216.000 que salieron en 2018, y supera por un amplio margen el récord anterior de 218.000 que salieron en 2014.

Sin embargo, el ob. Bätzing, elegido presidente de la Conferencia Episcopal Alemana en marzo, dijo que él y el Papa habían tenido una "charla intensiva y colegial" durante su visita inaugural el 28 de junio. "El corazón del Papa está con nosotros en Alemania". Él estuvo observando muy atentamente el procedimiento sinodal para la reforma de la iglesia y "quiere que avancemos", dijo Bätzing.



https://www.churchmilitant.com/search/category/247/world-news


Comentarios