Obispo blasfemo expulsa a sacerdote tradicional


El obispo de la rana crucificada (imagen superior) y del reloj de Jesucristo boca abajo (imagen inferior) al más puro estilo satanista despide a un fiel sacerdote de Imsterberg



El obispo Hermann Glettler, de Innsbruck, Austria, elegido por Bergoglio, despidió el 17 de julio al padre Stephan Müller, un fiel párroco de Imsterberg que celebraba la misa tradicional en latín.

Müller es conocido más allá de las fronteras diocesanas. Durante el toque de queda del Coronavirus, permitió que diez (!) fieles asistieran a la misa del Jueves Santo, sin embargo, los denunciantes llamaron a la policía que dispersó a los fieles.

El pretexto para remover a Müller fue un altar del pueblo (para celebrar misa Novus Ordo) que sacó de la iglesia y almacenó fuera. Hace unos días, mientras estaba de vacaciones, algunos anticatólicos arrastraron el mueble de vuelta a la iglesia. Fieles feligreses lo quitaron por segunda vez, así que los anticatólicos llamaron a la policía.

El obispo Glettler usó esta batalla para apuñalar a Müller por la espalda. A Müller no se le ha asignado otra parroquia Glettler anunció que Müller será asignado a una Iglesia de Viejo Rito, sin embargo, tendremos que esperar y ver si esto resulta ser cierto

Glettler es cercano a la antigua Comunidad Francesa "conservadora" Emmanuel y es conocido por apoyar el arte blasfemo



en.news

Comentarios