Es obligatorio desobedecer al "Papa"


Ayer se dio a conocer la siguiente frase pronunciada por el Papa Francisco: “Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”. Es una frase que falta a la verdad y que, por lo tanto, es falsa. No obliga al asentimiento de un creyente como yo, aunque lo haya dicho el Papa. Al contrario, los fieles están obligados a pensar lo contrario, aunque este Papa no lo diga, porque los demás Papas lo han dicho antes que él. Los fieles no deben sentirse incómodos rechazando esta enseñanza errónea. Pueden estar muy preocupados, incluso angustiados por la situación de la Iglesia que esta sentencia pone al descubierto, esto sí, pero no incómodos. Es el Papa quien debería sentirse incómodo por haber dicho algo opuesto a lo que han expresado todos los demás Papas.

No examino aquí todos los problemas que se derivan de esta desconcertante intervención del Papa Francisco. No examino qué nivel de magisterio es, los canonistas se encargarán de ello. No examino la división vertical que se provoca en la Iglesia, los teólogos se encargarán de ello. No examino el escándalo provocado en tantas almas, especialmente en las jóvenes. No examino las aperturas que esta frase implica: procreación artificial, el sacrificio de embriones humanos, la filiación en el laboratorio, el sacrificio de niños dados en adopción en el altar de los deseos antinaturales, el útero de alquiler y así sucesivamente.

Estas son consecuencias aberrantes implícitas en esa frase, pero ya habrá tiempo para discutirlo. No examino las contradicciones con otras declaraciones del propio Papa Francisco, de quien no busco la coherencia lógica. No examino ahora ninguna de estas tragedias que ayer comenzaron con esa frase. Tampoco me interesan ahora las posibles aclaraciones de los oficiales de prensa del Vaticano. ¿Qué hay que especificar ante un cataclismo de este tipo? Tampoco podemos investigar por ahora el misterio que ha hecho que un Papa diga tales cosas. Aquí ahora sólo me interesa una cosa: decir que esa frase es falsa e injusta y decir por qué no la acepto ni la aplicaré nunca.

La revelación, la enseñanza perenne de la Iglesia y la recta razón siempre han coincidido en que la familia es la unión indisoluble de un hombre y una mujer fundada en el matrimonio y abierta a la vida. Es derecho natural y divino y nadie puede cambiarlo, ni siquiera un Papa. Para ello tendría que hacernos creer que la tradición de la Iglesia ha caído en el error y que la misma razón humana siempre se ha equivocado al respecto. No puedo adherirme a una autoridad de la Iglesia que quiere que crea esto, y que, al pedirme que lo haga, deja precisamente de ser tal autoridad.

Ahora el Papa sostiene que los homosexuales también [creo que quiere decir “con conducta homosexual”] tienen derecho a tener una familia, con lo que también llama “familia” a estas uniones, visto lo visto. Por lo tanto, acepta la existencia de más de un tipo de familia, lo cual es inaceptable. Sería como decir que la creación en este punto se ha quedado “coja”, que los textos sagrados se han equivocado y que el orden natural y social ya no es finalista sino convencional en función de las situaciones existenciales. Son cosas que un Papa no puede afirmar pensando que así “ejerce” de Papa.

La autoridad política no puede reconocer por ley lo que no respeta el orden natural y finalista de la sociedad humana, porque en este caso estaría trabajando para el mal común y ya no para el bien común. El deseo no es suficiente para hacer de dos individuos una familia, ni si este deseo es natural ni, con mayor razón, si es antinatural. Lo que se necesita en cambio es una vocación que asegure que las dos personas no se acerquen como dos individuos, sino que se unan completándose mutuamente según un orden que no depende de ellos. Admitir una familia de dos personas homosexuales significa considerar la sociedad como una suma de individuos que se acercan entre sí en base a deseos individuales, y esto no lo puede admitir ninguna autoridad política legítima. La familia y luego la sociedad no son un grupo de individuos asexuales o de otro modo fungibles, sino que surgen de una complementariedad polar hombre-mujer abierta a la vida.

Nadie tiene derecho a una familia. Ser hijos de Dios, como dice el Papa Francisco, no nos da derecho a tener una familia. La familia es un deber y el deber es una vocación y no un derecho. Los deberes no los definimos nosotros, nos los impone su moralidad y nos atraen por su bondad, cosa que la homosexualidad no permite. La frase del Papa Francisco trastorna la relación entre derechos y deberes y es incapaz de establecer deberes en el orden finalista de las cosas. La idea de ley contenida en esta frase del Papa es radical y anárquica, no es ni cristiana ni conforme a la tradición filosófica y teológica cristiana.

En esas pocas líneas se anula la ley natural y divina, se desbarata la ley moral natural, se altera el concepto de ley y se hace coincidir la autoridad con el poder. Todos los fundamentos de la Doctrina Social de la Iglesia se niegan en unas pocas líneas, y se acaba con más de cien años de enseñanzas.

El Papa no habla de matrimonio sino de uniones civiles para proteger legalmente a la pareja homosexual. Pero este punto ya ha sido aclarado por la Iglesia y la razón correcta: no es posible proteger legalmente las relaciones homosexuales, es posible proteger a los individuos que, como tales, ya están protegidos por el sistema legal. No sólo las relaciones homosexuales, sino ninguna unión “de hecho”, incluso las heterosexuales, puede tener reconocimiento legal, ya sea porque se da entre dos personas del mismo sexo, o porque rechaza el matrimonio, o por ambas razones.

Cuando la autoridad política da este reconocimiento es como si atestiguara que esa relación es funcional al bien común, lo cual es imposible porque sólo la verdadera unión familiar es capaz de este papel, las demás siempre provocan abusos y violencia. Hay que estar ciego para no verlo. Cuando esto se descuida, la sociedad se desintegra. Con esta frase, el Papa Francisco niega la tradición, rechaza la razón correcta, socava la Iglesia y disuelve la sociedad.


http://lanuovabq.it/it/papa-e-gay-frasi-sconcertanti-ma-il-fedele-e-obbligato-a-pensare-il-contrario

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
O estamos con Cristo o contra Cristo y el Falso Profeta. No hay término medio.

Libro de la Verdad

08 de abril de 2014

Los que son Mis enemigos no son los que no creen en Mí. No, ellos son aquellos que saben bien Quién Soy, pero que me odian. No todos ellos entienden por qué ellos me odian, pero pueden dividirse en dos grupos.

Al primer grupo no le gusta la Verdad. Ellos disfrutan de participar en actividades pecaminosas, justificar cada mala acción y actuar, y satisfacer solo sus propias concupiscencias, a expensas de las necesidades de otros. Ellos se preocupan solo por sí mismos e imitan todos los rasgos del demonio. Luego, están los que saben Quién Soy y Lo que Soy, pero que me rechazan por completo, a favor de Satanás, bajo cuyo hechizo se han quedado atrapados. Estas son las personas que van a hacer no solo todo lo que es lo opuesto a lo que Yo les enseñé, sino que siempre me van a insultar, en toda oportunidad.

Así como la adoración satánica involucra símbolos, estos traidores Míos se burlarán de Mí, colocando dichos símbolos malvados del diablo delante de Mí. Pues en cada ritual en el que ellos participen, con el fin de adorar a Satanás, van a profanar Mi Cruz y todo que tenga que ver con Mi Pasión. Vosotros reconoceréis a esos traidores por sus gestos simbólicos, que insultan Mi Divinidad. Pronto, aquellos de vosotros con ojos que pueden ver la Verdad, serán capaces de distinguir entre aquellos que realmente me sirven y aquellos que no lo hacen.

Aquellos siervos consagrados que son leales a Mí, me honrarán durante la Semana Santa, con sus humildes gestos, incluyendo postrarse delante de Mi Santa Cruz y colocando sus labios, con un beso sellado, sobre Mis Pies. Su foco será todo lo concerniente a Mí, Jesucristo, Mi muerte en la Cruz y Mi Promesa de redimir al hombre del pecado. Pero sepan esto. A partir de la Semana Santa, este año, van a aparecer las grietas y el significado de Mi Crucifixión se torcerá. Nuevas interpretaciones se presentarán ante los fieles y las mentiras brotarán de las bocas de Mis enemigos. Mi Pasión será burlada de sutiles maneras y no serán evidentes de inmediato. Pero cuando el foco se aparte de Mi muerte en la Cruz y cuando gestos extraños tengan lugar en Mis Iglesias, vosotros sabréis que este es el comienzo del desmantelamiento de Mi Iglesia en la Tierra.

Cuando Satanás ataque a la humanidad, su primer objetivo siempre estará en la familia, porque la familia representa todo lo que es de Mi Padre. Él destruirá a los matrimonios, cambiará el significado de lo que es el matrimonio, fomentará el aborto, seducirá a la gente a cometer suicidio y dividirá y romperá familias.

Luego destruirá y romperá a Mi Familia - Mi Iglesia en la tierra, porque eso es lo que él juró que me iba a hacer, en la hora final. Él ya ha comenzado a desmantelar Mi Iglesia y no se detendrá hasta que se haya derrumbado, en un montón, a Mis Pies. Mi Padre ha permitido que un destructor, en la forma del Anticristo, haga esto, pero tan lejos solamente en lo que pueda ir. Mi Iglesia es Mi familia y, mientras una gran parte de los hijos de Dios la dejará, por seguir a una reestructurada iglesia falsa, muchos todavía se aferrarán a Mí y así Mi Iglesia - Mi Cuerpo - no puede morir.

Por favor, no me abandonéis, Mis amados seguidores. Vosotros no debéis sucumbir a esta astucia. Si me amáis, debéis recordaros a vosotros mismos, de todo lo que os enseñé. No aceptéis nada nuevo, cuando se trate de Mi Santa Palabra. Nunca disculparé ni una palabra, que no vino de Mis Labios Sagrados. Vosotros tampoco deberíais hacerlo. Vosotros estáis Conmigo o contra Mí. Aceptad cualquier nueva interpretación de Mi Palabra, la cual está contenida en las Sagradas Escrituras, y vosotros me traicionaréis. Una vez hecho esto, tendréis que tragaros una doctrina totalmente nueva, que va a destruir vuestra alma. Os amo y si realmente me amáis, siempre permaneceréis fieles a Mi Palabra, que nunca va a cambiar.
Cristina V. ha dicho que…
Cualquier persona que diga que viene en Mi Nombre - ya sea un siervo consagrado, un líder en Mi Iglesia o un profeta - y declare que Mi Palabra es una falsedad, no es de Mí.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a8-abr-2014-vosotros-reconocereis-a-esos-traidores-por-sus-gestos-simbolicos-que-insultan-mi-divinidad/
Anónimo ha dicho que…
Por encima del Papa está Jesucristo, nadie tiene que obedecer al papa, se promulgó la existencia del y ahora no existe, hay muchas normas de la iglesia que no son de obligado cumplimiento. El Papa también dijo que el infierno iba a ser destruido al final de lso tiempos, ¿de dónde se lo sacó?. También dijo Juan Pablo II que Dios era madre también ¿de dónde se lo sacó?. Los católicos debiéramos de leer más las Sagradas Escrituras y no esperar a que los iluminados nos digan lo que tenemos que creer. Y que conste que no soy protestante. Pero un desempolvar la Biblia no nos vendría nada mal
Anónimo ha dicho que…
pero ¿es que ustedes lo consideran papa?
A ver si os aclarais de una vez
Mientras no os aclareis este blog es totalmente desaconsejable
SD ha dicho que…
tienes toda la razon anonimo, mientras este blog no se aclare, te forma un gran galimatias
siempre estan pandemia si, pandemia no, francisco papa, francisco no papa.
lo primero que hay que tener es claridad para enfrentarse al mundo
y si no lo mejor es callar
y cuando te aclares entonces habla
Alejandros ha dicho que…
Bergoglio no es católico porque persevera en la antidoctrina del diablo desde antes de entrar en el falso cónclave. Bergoglio es el precursor del anticristo y quien le está preparando la entrada triunfal con sus abominaciones.
Bergoglio está excomulgado segun la doctrina Divina. Todo lo que diga y haga NO tiene validez para Dios. Bergoglio ya está condenado bíblicamente.
Apocalipsis 19,20: Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.
Todos los que le obedecen aceptando sus vómitos se condenarán con él.
2ª S. Pedro 2,22: Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.
Non Nobis.
Pablo ha dicho que…
Hasta donde yo se este blog se ha manifestado varias veces dejando clara su posición respecto a Jorge Mario Bergoglio. Otra cosa es que, como instrumento para difundir noticias católicas, coja noticias de aquí y de allá, en castellano y en inglés, que cuelga en el blog para que todos los interesados podamos tener acceso a ellas de una manera fácil y clara. Y dentro de esas noticias nos encontramos con alguna, como esta misma, en la que consideran a Bergoglio Papa. Pero eso no quiere decir que este blog necesite aclararse en este aspecto, puesto que creo que lo tiene muy claro. En cualquier caso, lo tendría que aclarar (por n-ésima vez) María, a la que aprovecho para agradecer este trabajo encomiable de búsqueda de noticias y puesta al día en los asuntos de la Iglesia, la vida y la moral. Muchas gracias por todo!!
Mariana ha dicho que…
De acuerdo con Pablo
Pequeño Cruzado ha dicho que…
Seguramente tenemos dos Papas: Uno oficial y otro legítimo.
El Papa oficial entre otras muchas cosas ha abierto la puerta a los sacerdotes casados. Esto lo había profetizado hace muchos siglos Sta Brígida, cuando afirmó que un Papa aboliría el celibato sacerdotal y que dicho Papa iría al infierno. Y habló de un Papa. Parece que Francisco I está cumpliendo esta profecía.
El castigo de la pandemia que sufrimos (unos en su salud, otros en su trabajo y en su medio de vida), me parece claramente un castigo por el culto a la Pachamama en el Vaticano. El Señor se ha servido de esta misma naturaleza para castigarnos, y ello de un modo general y terrible, e inmediatamente después del acto de idolatría. Esto también indica la importancia de Francisco I y la gravedad de sus actos. No creo que el Señor hubiese castigado al mundo entero por la apostasía de algunos cardenales, pero sí lo ha hecho por la apostasía de Francisco I. Ello me hace pensar que el Señor toma la gravedad de su delito como proveniente de la cabeza oficial de la Iglesia.
Así dice el Libro de la Sabiduría: "...siendo el abominable culto de los ídolos la causa, y el principio y fin de todos los males" (Sab. 14, 27)

No obstante, sigo creyendo que el Papa legítimo es Benedicto XVI. Pero, por los motivos que sean, ha abandonado casi por completo su misión.
María Ferraz ha dicho que…
Gracias, Pablo, es exactamente así como lo expones