Prof sueco amenazado por afirmar que el Covid no afecta a los niños




Un profesor sueco se ve obligado a dejar de investigar tras constatar que el coronavirus no es una amenaza para los niños

Un profesor de epidemiología sueco se vio obligado a abandonar su investigación sobre el coronavirus después de enfrentarse a una reacción radical por sus hallazgos de que el coronavirus no posee una gran amenaza para los niños a pesar de que los niños no utilizaban mascarillas, mientras que al resto de los residentes suecos simplemente se les animaba a ejercer el distanciamiento social. Los hallazgos socavan directamente la opinión política sobre la no reapertura de las escuelas.

El profesor de epidemiología clínica del Instituto Karolinska, Jonas Ludvigsson, dijo que no podía dormir debido a los mensajes de enfado que ha recibido en las redes sociales y en los correos electrónicos que cuestionan su investigación y que, de alguna manera, le culpan de la estrategia contraria al coronavirus de Suecia.

Su investigación se dirigió a niños de 1 a 16 años. Comenzó su estudio mientras la primera ola de la pandemia golpeaba el año pasado.

Esta investigación incluye a los pacientes con covid-19 verificado por el laboratorio o clínicamente, también a los pacientes que fueron ingresados por el síndrome inflamatorio multisistémico (en niños) eventualmente relacionado con el virus.


Según los informes, sólo 15 niños fueron a la UCI, con una tasa de 0,77 por cada 100000, cuatro de ellos tenían una enfermedad crónica coexistente subyacente y ninguno de ellos murió. 


En cuanto a los profesores, menos de 30 fueron a la UCI durante el mismo periodo, con una tasa de 19 por cada 100000.


El profesor también descubrió que los niños no utilizaban mascarillas, mientras que a los demás residentes suecos simplemente se les animaba a ejercer el distanciamiento social. 

Como el profesor se enfrentó a la reacción de sus hallazgos, ahora Suecia planea mejorar la protección de la libertad académica en la ley. 

Matilda Ernkrans, ministra de Educación Superior de Suecia, declaró a la revista médica británica que el gobierno tiene previsto rectificar la ley de educación superior para garantizar la protección de la educación y la investigación, con el fin de permitir que la gente descubra la investigación y comparta los conocimientos libremente.

Ole Petter Ottersen, presidente del Instituto Karolinska, dijo a la revista que no se pueden permitir los ataques personales, ya sea contra el pediatra o contra otros investigadores que se han retirado del debate público tras enfrentarse a acosos y amenazas.

El profesor dijo que su carta al director, publicada en el número del 18 de febrero de la revista New England Journal of Medicine, había pasado por muchas revisiones y por una "revisión externa formal por parte de los compañeros", incluso estadísticamente.

Jonas no es el único que se ha visto obligado a renunciar porque su investigación encontró algo que iba en contra de la narrativa oficial elaborada sobre el COVID-19.



traducido para RELIGION LA VOZ LIBRE de greatgameindia.com/category/coronavirus-covid19/

Comentarios