Brandmüller: La Iglesia alemana está a punto de abandonar la fe




El cardenal Walter Brandmüller duda de que "cisma" sea el término correcto para describir la actual caída de la Iglesia alemana.

Para él, este conflicto no tiene que ver con cuestiones canónicas, obediencia o desobediencia al Papa y a la Curia (Kath.net, 13 de mayo).

Más bien, la Iglesia alemana está cuestionando principios fundamentales de la fe que se basan en la revelación divina. Esto se denomina comúnmente "herejía", observa.

Aunque esto ha sido así durante décadas, Brandmüller se encuentra de repente con que "incluso los obispos" niegan la indisolubilidad del matrimonio y exigen la ordenación de mujeres: "Esto significa que se han abandonado los fundamentos de la fe católica y la adhesión a la Iglesia católica".

Sin embargo, Brandmüller suaviza inmediatamente sus palabras añadiendo que el delito de herejía y sus consecuencias sólo se cumplen si se continúa el camino emprendido.

Después de tantos años, nada indica que no sea así


en.news

Comentarios

Mariana ha dicho que…
¿Está a punto? Por Dios !! YA ABANDONÓ LA FE HACE TIEMPO...lo que no han hecho es tener la decencia y la honestidad de quitarse el nombre de católica...
Belzunegui ha dicho que…
¡Cómo que está a punto! ¡La tiene más que abandonada! ¿A qué estáis esperando?
MS ha dicho que…
Recordemos que el pecado de otro, es pecado mío.
El Pecado de obra de otro es mi pecado de omisión por no orar por él.
Oremos para perseverar en la Fe cada católico en el mundo y para la Santa Renovación de la Iglesia.
EtexultavitspiritusmeusinDeo ha dicho que…
Pues sí, MS, y también es nuestro pecado de omisión por no dar con el mazo por él. Ya sabes, ora et labora. También son necesarias las obras. Rogando, pero con el mazo dando, o sea. La sabiduría popular no se equivoca.
EtexultavitspiritusmeusinDeo ha dicho que…
En realidad yo quería dejar un comentario sobre que esto tan raro que les está pasando a estos cardenales y obispos alemanes que no ven el cisma ni a un palmo de sus narices, debe ser porque comen demasiado codillo. O sea que lo de esta gente es tan surrealista y tan tonto que yo no quería ser menos y quería soltar también mi propio absurdo y mi propia tontería. No debería caer en estas provocaciones, pero las tonterías son mi debilidad y me siento muy tentado por las tonterías de estos alemanes y pierdo los papeles. Al final, para lograr reprimirme, me dirigí a MS, que al final va a tener mucha razón y va a ser cosa de darle mucho más al Rosario.