Se ordenó al ejército rociar sustancias químicas letales —España



El gobierno español ordenó al ejército rociar silenciosamente estelas químicas letales sobre sus ciudadanos con la autorización de la ONU bajo la cobertura del “estado de emergencia para la gestión de la situación de crisis sanitaria causada por Covid-19. 

El programa de estelas químicas, que consiste en la fumigación de biocidas sobre la población, autorizado por Real Decreto, fue reconocido silenciosamente por el gobierno el 16 de abril de 2020, solo un mes después de que la Organización Mundial de la Salud anunciara que el Covid-19 era una pandemia.

La Orden SND/351/2020 publicada por el Gobierno de España en el Boletín Oficial del Estado queda redactada como sigue:


Orden SND/351/2020, de 16 de abril, por la que se autoriza a las Fuerzas Armadas y Unidades y Unidades Militares de Emergencia a utilizar productos químicos biocidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para la desinfección con el fin de hacer frente a la Crisis Sanitaria del Covid 19.

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que incluye una serie de medidas encaminadas a proteger el bienestar, la salud y la seguridad de los ciudadanos y la contención de la progresión de la enfermedad y fortalecer el sistema de salud pública.

Al ministro de Sanidad, Salvador Illa Roca, también se le otorgaron facultades extra para “ dictar ” órdenes a los militares durante la “ emergencia sanitaria ”.

En concreto, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4.3 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se faculta al Ministro de Sanidad para dictar las órdenes, resoluciones, disposiciones e instrucciones interpretativas que, en su ámbito de actuación como autoridad delegada, sean necesarios para garantizar la prestación de todos los servicios, ordinarios o extraordinarios, para la protección de personas, bienes y lugares, mediante la adopción de cualquiera de las medidas previstas en el artículo undécimo de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Para el efectivo cumplimiento de estas medidas, los delegados de las autoridades competentes podrán requerir la actuación de las Fuerzas Armadas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 15.3 de la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional.

El Ministerio de Salud reconoció que había estado evaluando la capacidad virucida de los desinfectantes químicos.

El Ministerio de Sanidad ha estado publicando y actualizando la lista de biocidas para uso contra el nuevo coronavirus, autorizados y registrados en España según la norma UNE-EN 14476, que evalúa la capacidad virucida de los antisépticos y desinfectantes químicos. En particular, por su especial eficacia, algunos biocidas se establecen en el grupo principal 1 del artículo 1.1 del Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa que regula la formación para la realización de tratamientos con biocidas.

La orden del gobierno español exige explícitamente el uso de ” medios aéreos ” y ” técnicas de desinfección aérea” para llegar rápidamente a ” todas las superficies” mediante técnicas de nebulización, termonebulización y micronebulización.

Entre las técnicas de desinfección más efectivas se encuentran el uso de medios aéreos , pues a través de ellos, con técnicas de nebulización, termo nebulización y micro nebulización, se llega rápidamente a todas las superficies, evitando depender de la aplicación manual, que es más lenta, y en ocasiones no llega a todas. superficies porque hay obstáculos que impiden alcanzarlas.

Las unidades de defensa QBRN de las Fuerzas Armadas y la Unidad Militar de Emergencias (UME) disponen de medios personales, materiales, procedimientos y la formación suficiente para realizar la desinfección aérea, ya que son operaciones que ejecutan periódicamente, con la salvedad de que en lugar de utilizar los productos biocidas lo hacen con otros productos químicos descontaminantes. Es por ello que, a la vista de lo anterior y al efecto de mejorar y agilizar las operaciones de desinfección de todo tipo de instalaciones que venga a realizar el personal de las Fuerzas Armadas, se considera oportuno autorizar, con carácter excepcional y mientras dure el estado de alarma, las Unidades de Defensa QBRN de las Fuerzas Armadas y la UME, el uso de desinfectantes y biocidas del grupo principal 1 descrito en el artículo 1.1 del Real Decreto 830/2010, de 25 de junio,.

No es la primera vez que el gobierno español se ve envuelto en un escándalo de estelas químicas.

En 2015, cuatro denunciantes de la Agencia Estatal de Meteorología anunciaron a través del Parlamento Europeo que los aviones fumigaban regularmente por toda España:

“El 19 de mayo de 2015, el eurodiputado Ramon Tremosa i Balcells (ALDE) anunció en el Parlamento Europeo que cuatro trabajadores de la Agencia Estatal de Meteorología habían confesado que España está siendo rociada en su totalidad desde aviones que esparcen por la atmósfera dióxido de plomo, yoduro de plata y diatomita. . El objetivo, según el mismo eurodiputado, sería conjurar las lluvias y permitir que suban las temperaturas, lo que crea un ambiente climático veraniego para el turismo y, al mismo tiempo, ayuda a las corporaciones del sector agrícola. Esto, a su vez, está produciendo gotas frías de gran intensidad”.

Por añadidura, una vez más queda demostrado y sin posibilidad alguna de apelación, que los medios de desinformación del sistema, desde ABC hasta El País, así como radios y canales de televisión tanto de supuesta izquierda como pretendida derecha, atronadoramente progres o hipócritamente cristianos , solo trabajan para el poder que les financia. Todos esos medios han tratado durante años a quienes defendíamos esta “teoría de conspiración” como a locos y farsantes. Ahora la realidad, una vez más, se impone de la mano de comunicados oficiales.

Cada día cobra más sentido el aviso de la disidencia en cuanto a que los medios de desinformación no son más que herramientas de un sistema corrupto que trata de mantenernos ignorantes y esclavos. Actuemos pues en consecuencia y no consumamos lo que nos ofrecen.


http://www.ramblalibre.com/