Cura a Francisco: `Está perjudicando a mi parroquia´



Sacerdote a Francisco: “Está perjudicando a mi parroquia” al promover la homosexualidad

“Cuando usted promueve la homosexualidad, me hace daño a mí y a mi parroquia. Cuando no habla claramente, hace muy difícil mi tarea sacerdotal”, escribió el padre Joseph Illo.

SAN FRANCISCO – Un sacerdote católico en San Francisco publicó una carta abierta al Papa Francisco acusando al pontífice de “dañar” a su parroquia y ministerio al promover la homosexualidad e instándolo a predicar el Evangelio con claridad.

“Papa Francisco, debo decirle que está dificultando mi trabajo como párroco”, escribió el padre Joseph Illo de la parroquia Estrella del Mar en la carta fechada el 6 de octubre.

“Le escribo con espíritu de parresía, una palabra bíblica que usted ha utilizado varias veces para animarnos a hablar con libertad, audacia y sin temor a estar en desacuerdo”, dijo el sacerdote. “Por favor, reciba gratuitamente las siguientes palabras, no desde Roma, sino desde las periferias, de un simple párroco”.

LEA: Los cardenales Burke y Müller condenan el apoyo del Papa Francisco a las “bendiciones” entre personas del mismo sexo y la comunión para los adúlteros

El padre Illo señaló que trabaja “en una de las parroquias en decadencia de San Francisco, California, una ciudad que se enorgullece de haber evolucionado más allá de la fe en Dios”.

“En mi ciudad, la fe es abiertamente burlada y atacada, y mis feligreses luchan por creer en Jesús. La mayoría de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo han abandonado la fe cristiana”, describió. “Mis feligreses se aferran a las verdades simples de nuestra fe, especialmente a las enseñanzas de la Iglesia sobre la persona humana”.

Pero el padre Illo dijo que la promoción de la homosexualidad del Papa Francisco ha perjudicado a su rebaño y ha hecho que su trabajo como pastor sea “muy difícil”.

“Cuando usted promueve la homosexualidad, Santo Padre, me hace daño a mí y a mi parroquia. Cuando no habla claro, hace muy difícil mi tarea sacerdotal”, escribió.


"Usted ha dicho que dos hombres no pueden 'casarse' y que los actos homosexuales están mal, pero también alienta a los obispos a que bendigan las uniones entre personas del mismo sexo", dijo el sacerdote.


LEA: El Papa invita a un notorio sacerdote pro-LGBT a dirigir un retiro clave para obispos en el Sínodo



Contó la historia de una mujer de su parroquia que contrajo un “matrimonio” con otra mujer y se sometió a cirugías transgénero mutilantes, lo que hizo llorar a su madre.

Una estudiante de mi parroquia, que asiste a una universidad propiedad de jesuitas, se “casó” con otra mujer según la ley de los Estados Unidos. Más tarde se extirpó quirúrgicamente los senos y el útero para parecer un hombre. Odia a su madre por criarla como católica y su madre lamenta la pérdida de su hija y sus nietos.

La joven, le dijo el padre Illo a Francisco, “le señala a usted, Santo Padre”.

“Dice que usted permite bendiciones para las uniones homosexuales en Alemania y que favorece a los sacerdotes y cardenales que promueven las relaciones homosexuales. Sabe que usted ha nombrado para dirigir el Sínodo a un cardenal europeo que promueve las uniones homosexuales”, escribió.

De hecho, el Papa Francisco ha permitido a los obispos de Alemania y otros países aprobar “bendiciones” para las uniones entre personas del mismo sexo sin penalización y se negó a detener la “Vía Sinodal” de los obispos alemanes, que respaldaba las “bendiciones” entre personas del mismo sexo y repudiaba la enseñanza católica contra la homosexualidad y la ideología de género.

LEA: Sacerdote católico reprende a los obispos que respaldan las “bendiciones” de las relaciones pecaminosas: “Deben arrepentirse”

El Papa también promueve regularmente a clérigos disidentes pro-LGBT, como el cardenal Robert McElroy de San Diego, el sacerdote activista pro-LGBT, el p. James Martin, SJ, y el cardenal Víctor Manuel Fernández, el nuevo jefe de la doctrina del Vaticano, quien ha manifestado estar abierto a las “bendiciones” homosexuales. El cardenal Jean-Claude Hollerich, SJ, de Luxemburgo, a quien Francisco nombró relator general de su Sínodo sobre la sinodalidad, ha dicho que cree que la enseñanza de la Iglesia sobre el pecado de la sodomía es “falsa”.


“Usted es mi padre espiritual, Papa Francisco. Por favor, sepa que me está lastimando a mí y a mi parroquia”, acusó el padre Illo, implorándole que “enseñe el Evangelio de Jesucristo con claridad en un momento de gran confusión y dolor”.


“Necesitamos que enseñen la simple verdad del primer libro de la Biblia, que Dios nos hizo varón y mujer, y por eso ‘el hombre se une a su mujer, y los dos se hacen una sola carne’”, concluyó. “Si no se enseña esto con claridad, nosotros, los párrocos, no podremos evangelizar bien a nuestro pueblo y todo el pueblo sufrirá”.

Francisco ha adoptado un enfoque permisivo hacia la ideología LGBT a lo largo de su papado y contradijo repetidamente la enseñanza católica sobre la sexualidad, lo que resultó en una confusión generalizada sobre las cuestiones LGBT dentro de la Iglesia.

En una carta publicada por el Vaticano la semana pasada, el Papa parecía autorizar a los sacerdotes a “bendecir” las uniones homosexuales basándose en la “prudencia pastoral”. Sin embargo, la Congregación para la Doctrina de la Fe condenó inequívocamente las “bendiciones” entre personas del mismo sexo como “ilícitas” en una declaración de 2021: Dios no puede bendecir el pecado”.

El Papa Francisco también ha respaldado las uniones civiles entre personas del mismo sexo en varias ocasiones, en contradicción explícita con la doctrina católica, que enseña que las leyes que otorgan reconocimiento legal a las uniones homosexuales son “gravemente injustas”.

Y el pontífice ha promovido numerosos grupos y eventos de activistas LGBT, incluidas conferencias organizadas por el p. Martin que han presentado oradores heréticos pro-LGBT, como un psicólogo que proporciona “cartas de salud mental” para cirugías genitales y torácicas transgénero.

En 2020, el Papa Francisco elogió a la hermana argentina Mónica Astorga Cremona, conocida como la “Monja de las Trans”, quien dirige un complejo de apartamentos para hombres que dicen ser mujeres y sus parejas sexuales. En una carta a Cremona, se refirió a sus clientes masculinos con confusión de género como “tus chicas”

La Iglesia Católica enseña que toda actividad sexual fuera del matrimonio es gravemente pecaminosa y que la homosexualidad es “desordenada”, un “mal moral intrínseco” y un “pecado que clama al cielo”, de acuerdo con la Sagrada Escritura y la constante Tradición del Iglesia.



LifeSiteNews/religionlavozlibre