Un Bergoglio pacifista, contra las armas

Captura


Hace un par de meses Francisco publicaba en su cuenta de twiter

No dejan de sorprenderme las afirmaciones de Francisco, él siempre parece que trae un nuevo mensaje, él parece que se reinventa cada vez que habla o escribe algo, pero como un sabio y santo decía, las majaderías están todas inventadas, lo mismo que las herejías podíamos decir.
Hoy parece que Francisco con su mensaje quiere resucitar ese rancio espíritu pacifista de los años 70, “Hagamos el amor y no la guerra” , ese espíritu rancio , pero que ha impregnado el mensaje cristiano , hasta adulterarlo. En apoyo de Francisco hablaba también el Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el Cardenal Turkson, y nos aseguraba que hay que abandonar la “teoría” de la guerra justa y que eso es lo que quiere el Papa,
Cuando lees y oyes tanta majadería no dejas de pensar que la maquinaria de demolición está en marcha, hoy le toca al punto del catecismo de la guerra justa, ayer le tocó al punto de la pena de muerte y así poco a poco vamos eliminando todos aquellos puntos que nos estorban.
Pero si Francisco siempre sorprende, los que no dejan de sorprender son siempre aquellos que ayer leían el catecismo y lo alababan y hoy alaban al que lo destroza, me refiero por supuesto a los papólatras, aquellos que aman la verdad siempre que no interfiera en sus intereses.
En defensa de la Verdad y del catecismo expondré la verdadera doctrina católica de la paz y de la guerra justa:
“El mal o el bien no están en las armas, sino en el corazón de los hombres.
La guerra no es un mal intrínseco, hay guerras buenas porque hay agresores injustos a los que se debe hacer frente. Esta es la doctrina católica tradicional de la guerra justa (Catecismo de la Iglesia Católica 2309) y no la “teoría” de la guerra justa como dice el cardenal Turkson: contra el agresor injusto debe oponerse la justa defensa y defensa en el sentido más amplio, que no solo implica defenderse uno mismo, sino también defender a otros, injustamente atacados, oprimidos o perseguidos.
Lejos de ser un mal moral intrínseco, la guerra, cuando es justa, se convierte en un derecho (CIC 2308) y un deber moral (CIC 2310). Como dice Santo Tomás, “entre los verdaderos adoradores de Dios, las mismas guerras son pacíficas, pues se promueven no por codicia o crueldad, sino por deseo de paz, para frenar a los malos y favorecer a los buenos”. 
la idea de que la violencia es intrínsecamente mala sería una sorpresa para los innumerables santos que fueron soldados, capellanes castrenses, encabezaron ejércitos, predicaron cruzadas o castigaron duramente a criminales, como San Fernando, San Ignacio, San Francisco de Borja, San Bernardo, San Sebastián, Santa Juana de Arco, San Expedito, San Martín, San Nuño, San Acacio, San Ladislao, San Guillermo de Tolosa, San Marcelo, San Artemio, San Alfredo, el beato Pedro Largo, el beato Felipe Powel, San Lorenzo de Brindisi, el Beato Marco de Aviano, San Luis de Francia, San Segismundo, San Eduardo, San Enrique, San Edmundo de Anglia, San Boris de Bulgaria, San Olaf, San Francisco Trung Van Tran y otros muchos en una larguísima lista. Igualmente quedarían sorprendidos los miles y miles de católicos que trabajan como soldados, policías o guardias de seguridad, considerando que hacen la voluntad de Dios al empuñar las armas en su nombre, siguiendo con sencillez lo que siempre ha enseñado la Iglesia y lo que manda la Palabra de Dios: Todo lo que hagáis, sea de palabra o de obra, hacedlo todo en nombre del Señor Jesús.
El pacifismo a ultranza no es una doctrina católica. De hecho, es frontalmente contrario a esa doctrina y, por ello, forzosamente lleva a condenar los dos milenios de historia de la Iglesia como errados y políticamente incorrectos. Basta rascar un poco para descubrir que no es más que otro caso de cronolatría, que mira por encima del hombro a los siglos anteriores de la Iglesia, basada en el espectacularmente erróneo presupuesto de que somos mejores que los que nos han precedido. ¿De verdad se cree alguien que somos más sabios que Santo Tomás y San Agustín, más pacíficos que San Francisco y San Bernardo y moralmente mejores que San Pablo, San Juan Bautista y el mismo Cristo?
Resulta especialmente irritante que nos presenten ese pacifismo como postura moralmente superior.
http://www.infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1805021145-el-buenismo-pacifista-no-es-c#more35834

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Nuestro Señor anuncia la persecución final contra Su Iglesia antes de Su regreso, a través del aparentemente universal (pero temporal) triunfo del Anticristo, quien establecerá una “falsa paz” en la tierra.


TESALONICENSES 5


3 Cuando la gente afirme que hay paz y seguridad, la destrucción caerá sobre ellos repentinamente, como los dolores de parto sobre una mujer embarazada, y nadie podrá escapar.



El cardenal Giacomo Biffi ha presentado a Benedicto XVI y a la Curia Romana «la advertencia profética de Vladimir S. Soloviev» sobre el Anticristo.
El predicador de los ejercicios espirituales hizo referencia al filósofo y poeta ruso, que vivió entre 1853 y 1900, para explicar que el Anticristo, en realidad, consiste en reducir al cristianismo a una ideología, en vez de ser un encuentro personal con Cristo salvador.

Citando la obra de Soloviev, «Tres diálogos» (1899), el arzobispo emérito de Bolonia recordó que «el Anticristo se presenta como pacifista, ecologista y ecumenista».
«Convocará un Concilio ecuménico y buscará el consenso de todas las confesiones cristianas, concediendo algo a cada uno. Las masas le seguirán, a excepción de pequeños grupos de católicos, ortodoxos y protestantes», dijo.

El cardenal explicó que «la enseñanza que nos dejó el gran filósofo ruso es que el cristianismo no puede ser reducido a un conjunto de valores. En el centro de ser cristianos está, de hecho, el encuentro personal con Jesucristo».

En su «Relato sobre el Anticristo» Soloviev prevé que un pequeño grupo de católicos, ortodoxos, e hijos de la Reforma resistirán y le responderán al Anticristo: «Tú nos das todo, menos lo que nos interesa, Jesucristo»

Para el purpurado italiano, este es «el peligro que los cristianos corren en nuestros días»: «el Hijo de Dios no puede ser reducido a una serie de buenos proyectos homologables con la mentalidad mundana dominante».

«Hay valores relativos, como la solidaridad, el amor por la paz y el respeto por la naturaleza. Si estos se convierten en absolutos, desarraigando o incluso oponiéndose al anuncio del hecho de la salvación, entonces estos valores se convierten en instigación a la idolatría y en obstáculos en el camino de la salvación».

https://www.google.es/amp/s/moralyluces.wordpress.com/2007/09/17/la-falsa-paz-del-anticristo/amp/
Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:


Sábado, 10 de marzo de 2012

Mi querida y bienamada hija, es tiempo para que el segundo sello sea abierto ya que las guerras aumentarán y se propagarán.

El ángel oscuro vengador proviene de un mismo origen, hija Mía, y estas guerras están todas relacionadas.

Ellas no sucedieron por causa de disturbios regionales, ellas fueron planeadas por el Occidente (Oeste).

Éstas guerras han sido encendidas, deliberadamente, con el fin de controlar y muchas de estas naciones se les ha hecho ver como demoníacas, con mentiras difundidas acerca de sus líderes políticos.

Hijos, éstas guerras han sido creadas astutamente, todas a la vez, con el objetivo de retirar a líder tras líder.

Soluciones pacíficas, serán presentadas y aplaudidas, pero son falsas.

Vosotros, hijos Míos, estáis siendo engañados.

El rumor de guerra es sólo eso, un rumor. ¿Cómo empiezan los rumores? ¿Quién los empieza y por qué?

¿Por qué pensáis que tantos países se han visto envueltos en estas guerras al mismo tiempo?

Ésto no fue una coincidencia.

Hay un plan que está siendo organizado por el Anticristo, para controlar y conquistar estas naciones que tienen valiosos recursos.

Una vez que controlen estos países, ellos serán muy poderosos.

Mientras estas guerras aumentan y llegan a ser tediosas, entonces el Anticristo, él mismo se hará conocer como el negociador pacifista.

A pocos de vosotros se les está diciendo la verdad, debido al control que el Anticristo y sus organizaciones tienen en el mundo de las comunicaciones.

Rezad ahora, mientras que las guerras aumentan, para hacer que los planes de ellos se vuelvan impotentes.

Sabed que Israel, tan influenciado por el Occidente(Oeste), será rechazado y traicionado por los Estados Unidos, cuando ellos menos lo esperen.

Será entonces que el holocausto del que hablo, se llevará a cabo.

Rezad, rezad, rezad por la gente de Israel, quienes continuarán sufriendo por sus pecados hasta Mi Segunda Venida.

Vuestro Bienamado Jesús





Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a010-mar-2012-tiempo-para-que-el-segundo-sello-sea-abierto-ya-que-las-guerras-aumentaran/