Los homo clérigos afeminan a Cristo






Transcripción:

La neo Iglesia modernista esencialmente dirigida por un clero homosex, ha retratado durante mucho tiempo a Nuestro Señor Bendito, así como a santos famosos, como hombres emasculados, cositas delicadas, frágiles y suaves que son muy dulces y nunca dirían una palabra que ofendiese a nadie

Eso es lo que obtienes cuando dejas la presentación teológica a un grupo de hombres que o duermen juntos, o quieren dormir juntos, abusan sexualmente de los hombres a su cargo o, a veces, incluso van detrás de niños

En la película Gladiador uno de los compañeros de Maximus le advierte sobre el plan del malvado emperador:

`Antes de matarte, querrá matar tu nombre´

Y este es exactamente el plan de los homoherejes en la Iglesia. Están matando el nombre, la reputación, de Nuestro Bendito Señor en Sus enseñanzas en un esfuerzo por destruirlo a Él en Su Iglesia, que son inseparables. Así como el esposo y la esposa se unen el uno al otro y dos se convierten en una sola carne, así también, Cristo y su esposa, la Santa Iglesia Católica están inseparablemente unidos en un vínculo místico, por lo tanto, "matar" a la Iglesia es matar a Cristo.

Estos clérigos quieren que la Iglesia cambie, que se adapte a su enfermedad psicológica, y por eso tienen que matar el nombre de Cristo para que las enseñanzas de la Iglesia puedan cambiar.

Para hacer esto, han pasado medio siglo distorsionando quién es Cristo, presentando una imagen completamente fuera de la realidad del Dios-Hombre. Se lo presenta como un hombre que camina con cierta afectación diciendo cosas maravillosamente expresivas como "nunca juzgues". De hecho, eso parece ser lo único que la multitud de homo clérigos repite de Jesús.

El homo clérigo pom-pom James Martin está constantemente tratando de despojar a Nuestro Señor de su divinidad, diciendo cosas heréticas que implican que Jesús no sabía que Él era Dios, o que no estaba en contacto con Su misión hasta algún punto posterior.

Pero esto crea un enigma porque la Iglesia no puede ser simplemente eliminada del mundo, debe existir para que pueda ser cooptada por estos traidores y utilizada para lograr su gobierno socialista-globalista.

Así que en realidad se trata más de cambiar la Iglesia que de terminar con la Iglesia. Terminarla eliminaría un arma muy valiosa de sus manos. Es por eso que hombres como Cupich hablan de una "revolución" en la Iglesia y un "cambio de paradigma". Ese es el plan, en curso, ahora mismo.

Parte de todo esto es para afeminar cualquier cosa auténticamente masculina, en cualquier ámbito que pueda hacerse. ¿Por qué? Porque la auténtica masculinidad se levanta y confronta y destruye este abuso de lo sagrado.

Piensa: la escena en el templo, el evangelio es muy específico acerca de esto. Nuestro Bendito Señor no solo volcó las mesas y dispersó la ganancia ilícita de los cambistas sino que los golpeó con azotes.

Se sentó y formó un látigo, un azote, uniéndolo varias cuerdas con sus propias manos divinas. Mientras estaba haciendo esto, su ira divina habría aumentado mientras miraba y oía los engaños y las mentiras y constataba la violación del Primer Mandamiento, y algunos otros más.

Luego, en una explosión de justicia divina, comenzó a azotar a este malvado grupo que abusó del espacio sagrado. Al voltear las mesas, Él estableció el orden divino en su lugar: la casa de mi Padre es una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones.

Lo que hoy tenemos en la Iglesia es en muchos aspectos, una guarida de ladrones. Le roban al Dios Todopoderoso lo que le pertenece legítimamente, que es el alma. Roban a las ovejas lo que legítimamente les pertenece, que es la verdad.

Y todo el tiempo se sientan en sus mesas, intercambiando la gloria de Dios por el escándalo de su sexo y sus finanzas. Los laicos ya no pueden permanecer callados sobre esto. Es hora de tirar las mesas en el templo.

El dinero, el sexo, en su mayoría el sexo homosexual, las mentiras, las distorsiones de la fe, los encubrimientos, la falta de transparencia, la negativa a ser responsabilizados, todo.

Qué muestra perversa y repugnante de falta de fe sobrenatural, es no estar justamente enfurecido por estas perversiones de la verdad de Dios, e indica una falta de amor en el alma de aquel que no está movido a indignación.

Te han mentido durante décadas. Tus sacrificios financieros para asegurar una auténtica educación católica para tus hijos han sido inútiles.

Tus ofrendas en la colecta han sido robadas y utilizadas por homosexuales activos para vivir estilos de vida lujosos

Las liturgias han sido destruidas para hacer una cambio completo de lo que es Nuestro Bendito Señor, afeminándolo a Él y Sus santos, para que pueda aceptar más fácilmente la sodomía y la homosexualidad.

Mienten, engañan, violan, distorsionan, asaltan sexualmente, destruyen, y lo hacen todo a escondidas en los recintos del templo, dando todo el aspecto de respetabilidad religiosa.

Uno no puede evitar pensar que, en este mismo momento, Nuestro Bendito Señor está sentado en medio de todo esto formando un azote, y cuando las mesas se vuelquen esta vez, los hipócritas no solo serán golpeados y expulsados del templo, sino que serán arrojados al infierno por su falta de caridad. 
Oren, para que se arrepientan antes de tal día llega, pero si no, entonces oren para que se desate el flagelo, porque estos hombres deben irse y no lo harán por su propia cuenta.

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:


Lunes 30 de junio de 2014

Vosotros, Mis queridos seguidores, debéis saber que las puertas del Infierno nunca prevalecerán contra Mi Iglesia, aunque gran parte de Mi Iglesia en la Tierra será aplastada, como fue predicho. Pero, la Verdad nunca puede morir. Mi Palabra nunca morirá ni Mis Enseñanzas serán olvidadas por los que están en verdadera unión Conmigo.

Solo aquellos que se mantienen fieles a Mi Palabra pueden decir que son parte de Mi Iglesia en la tierra. Aquellos que aplauden cualquier forma de manipulación de los Santos Evangelios o la adaptación de Mis Enseñanzas ya no serán capaces de decir que están a Mi servicio. Si un santo siervo Mío se atreviera a proclamar una doctrina alternativa a la única dada al hombre por Mis apóstoles y los profetas antes de Mi Tiempo, serán expulsados ​​inmediatamente.

Advierto a todos los que abrazan cualquier cosa que es considerada como sagrada - pero que está creada por manos humanas y la creación - y quien acepte esto como Mío, que Yo os arrojaré fuera, porque ya no seréis capaces de llamaros Mi siervos. Y en caso de que condujierais a las almas al error, vuestro castigo se iniciará en vuestro tiempo y continuará aún mucho después de vuestra partida de esta vida.

Mi ira es desconocida para vosotros, porque todavía tenéis que presenciarla. Pero sabed esto. Vosotros, los que me traicionaréis ya sabéis quiénes sois, porque vuestra fe ya se ha debilitado. Muchos de vosotros ya habéis caído y vuestra debilidad será vuestra perdición. Vosotros me traicionaréis; me negaréis y abrazaréis a Mis enemigos, porque estaréis tan atrapados en la nueva religión - el humanismo secular, que vendrá como lobo vestido con piel de cordero para devoraros - que Yo seré olvidado. Vuestra ambición y deseo de complacer a aquellos enemigos Míos, que se elevarán a grandes alturas, dentro de los escalafones de Mi Iglesia - os cegarán a la Verdad. Esta será la causa de vuestro fin y la de todos aquellos a los que empujéis al grave error.

Es cuando Mi Iglesia vuelva Mis Enseñanzas al revés: de adentro hacia afuera y de atrás hacia adelante, que vosotros reconoceréis que la hora ha llegado para que el Anticristo tome el centro del escenario. Los que adoran a la bestia firmarán su propia sentencia de muerte y le entregarán su libre albedrío, un Don Sagrado de Dios, a Mis enemigos. Una vez que vosotros juréis un juramento a esta nueva falsa doctrina, seréis culpables de crucificarme y vuestro castigo será severo.

¿Por qué, - podéis preguntaros - podríais ser castigados por vuestra obediencia a los mayores? La respuesta es simple. Cuando jurasteis un juramento para estar a Mi servicio, estuvisteis de acuerdo para defender la Verdad. Si rompéis este juramento, a causa de vuestra obediencia a aquellos enemigos Míos que vienen, entonces no Soy Yo, Jesucristo, al que serviréis.

Solo podéis defender la Verdad, porque Yo Soy la Verdad. Negad la Verdad y a Mí me negáis. Cuando me negáis, siendo un siervo de Dios, ya no seréis aptos para instruir a los hijos de Dios hacia su Salvación Eterna.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a030-jun-2014-solo-se-puede-mantener-en-alto-la-verdad-porque-yo-soy-la-verdad-negad-la-verdad-y-a-mi-me-negais/