Adoctrinamiento forzado para un obispo (China)


WENZHOU, China (ChurchMilitant.com) - Un obispo chino que desafía el acuerdo China-Vaticano está siendo monitoreado de cerca por las autoridades comunistas y tiene prohibido dirigir servicios religiosos.

El obispo Peter Shao Zhumin de la diócesis de Wenzhou fue enviado a adoctrinamiento forzado en septiembre, informó el domingo Bitter Winter. No se le permitió regresar hasta el 8 de octubre. 

El obispo chino permanece bajo estrecha vigilancia de la policía y tiene prohibido dirigir actividades religiosas.

Desafiante al gobierno comunista, el ob. Shao Zhumin ha sido arrestado y encarcelado muchas veces en los últimos años.

El 5 de octubre de este año fue el décimo aniversario de la muerte del ob. Lin Xili, un líder anterior de la diócesis de Wenzhou. 

El obispo Xili pasó 16 años en campos de trabajo forzado, y en sus últimos años estuvo bajo altos niveles de vigilancia por parte de las autoridades.

Después de que el ob. Shao Zumin fuera enviado allí, las autoridades comunistas le dijeron que tenía prohibido rendir homenaje a su difunto predecesor. Amenazaron con destruir la tumba de Xili si hacía alguna ceremonia que lo conmemorara.

El 4 de octubre, cientos de agentes del orden bloquearon las carreteras alrededor de la tumba de Xili para evitar las conmemoraciones de los fieles. Algunos fueron enviados a iglesias cercanas para asegurarse de que no hubiera misas en honor al difunto obispo. Un sacerdote chino anónimo comentó a Bitter Winter: "El PCCh [Partido Comunista Chino] siempre teme que su régimen no se mantenga estable, y el gobierno vive en un estado de pánico extremo. Es por eso que toma medidas enérgicas contra las religiones, es en esencia, el diablo ".

El catolicismo en China se divide entre la Iglesia aprobada por el gobierno y la Iglesia clandestina. La porción aprobada por el gobierno está vinculada a la Asociación Patriótica Católica China (CPCA).

Un acuerdo secreto en 2018 entre Beijing y el Vaticano buscó unir la Iglesia clandestina con la CPCA. Pero algunos católicos se resisten al acuerdo porque se niegan a ponerse en manos del gobierno comunista. Muchos católicos creen que estar bajo la autoridad del gobierno solo aumentará la persecución. Por ejemplo, un sacerdote de la diócesis de Wenzhou le dijo a Bitter Winter:

Al hacernos unir a la CPCA, el gobierno está jugando un truco vicioso. Una vez que demos un paso, finalmente tendremos que seguir las órdenes del gobierno. Utilizará varias regulaciones, reglas y políticas para controlarnos. No solo seremos privados de nuestra libertad, sino que nuestra fe se degenerará en la naturaleza.Los católicos de todo el mundo han criticado el acuerdo China-Vaticano, acusando a los líderes de la Iglesia de inclinarse ante el régimen comunista de China.Una de las críticas más abiertas del acuerdo es la del card Joseph Zen de Hong Kong.

Por ejemplo, cuando el Vaticano presentó unas pautas a fines de junio para el clero en China,  Zen criticó las directrices y dijo: "Este documento ha cambiado radicalmente lo que es normal y lo que es anormal, lo que es legítimo y lo que es lamentable".De igual manera, Zen comentó en septiembre: "Roma ya no se atreve a criticar al gobierno chino, al que ha vendido la Iglesia china".

El Vaticano esperaba (?) que el acuerdo con China disminuya la persecución que los católicos chinos deben enfrentar. Pero algunos dicen que la persecución solo se ha intensificado después del acuerdo.

Comentarios