Fco ¿teme el contagio?


El planeta entero está sacudido desde sus cimientos por una misteriosa enfermedad.

Miles de millones de almas encarceladas viven con miedo sacudidas por una angustia que suprime la esperanza.

La gente tiembla porque teme perder su libertad aplastada por el talón de hierro de una nueva dictadura planetaria y un hambre inminente.

Mil millones de católicos aterrorizados levantan sus ojos apagados hacia el cielo, esperando con ansia que un hombre puesto en el principio de ese lugar por Jesucristo actúe como puente para pedir misericordia.

¿Y qué se supone que hace el `Vicario de Cristo´?

Abandona, como el mercenario, el rebaño que reza el Santo Rosario, porque ya ha hablado con Dios en una videoconferencia.

Además de sobresaltarnos haciendo cosa raras como la señal de la cruz con la mano izquierda ¿para evitar el contagio?: video




Fuente: it.news

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Madre de la Salvación:


Lunes 14 de octubre de 2013



Mi querida niña, no creáis por un momento, que cualquiera de vosotros sois lo suficientemente fuertes, por sí solos, para resistir las tentaciones que enfrentaréis para dar vuestra espalda a la Verdad - la Verdadera Palabra de Dios. Sin oraciones continuas, encontraréis que seréis incapaces de levantaros y declarar la Verdad cuando os es presentada con mentiras.



Todos vosotros debéis recitar la Cruzada de Oración pues la oscuridad ya ha comenzado a descender sobre la Iglesia de mi Hijo en la Tierra y debéis estar preparados para esto cada segundo.



A los sacerdotes en la Iglesia Católica, os insto a llevar las cuentas de mi Santísimo Rosario y una Cruz Benedictina con vosotros en todo momento. Debéis recitar mi Santo Rosario todos los días y estad atentos de aquellos en las filas más altas dentro de la Iglesia para ver quién recita mi Santo Rosario en público. Cuando yo estoy siendo venerada, mi Santo Rosario debe ser recitado por todos los presentes ante mí. Si ellos, quienes dicen, guían a los fieles a buscar mi ayuda ante el Trono de Dios, no pueden recitar mi Rosario, entonces ellos necesitan vuestras oraciones. El venir ante mí, buscando mi ayuda, sin recitar mi Rosario, está sin sustancia, ya que es parecido a un soldado yendo a la batalla sin ninguna armadura.



Mi Rosario es la oración más poderosa y, cuando es dicho diariamente, destruirá el poder del maligno. Aquellos, cuyas almas han sido oscurecidas por Satanás, encontrarán demasiado doloroso recitar esta oración. Por sus acciones sabréis quiénes son ellos y debéis pedirle a Dios, a través de la Misericordia de mi Hijo, Jesucristo, para ayudarlos a acercarse hacia la Luz de Dios.



Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a14-oct-2013-madre-de-la-salvacion-a-los-sacerdotes-en-la-iglesia-catolica-os-insto-a-llevar-con-vosotros-las-cuentas-de-mi-santisimo-rosario/
Templario ha dicho que…
S. Juan 10

Parábola del redil
10 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.

2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.

3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca.

4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.

5 Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.

6 Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía.

Jesús, el buen pastor
7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.

16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

Non Nobis.