Francisco está escondido en su palacio (Ob Lenga)


En relación con el coronavirus, el arzobispo católico Jan Lenga, el antiguo jefe de la diócesis de Karaganda, Khazakhstan, dijo que a diferencia de los médicos y enfermeras en el frente, muchos sacerdotes y obispos se han "escondido" y que el Papa Francisco está "escondido en su palacio". 

Las iglesias se cierran y las misas se cancelan, dijo, añadiendo que esta no es la forma en que el clero fiel se comportó en el pasado cuando hubo plagas. Esto "muestra que están lejos de la verdadera fe y lejos de Dios", dijo el arzobispo.


"Eligen permanecer escondidos, en sus acogedores refugios", dijo.  "Están bien abastecidos ".

"Hay un miedo aterrador a la muerte en todas partes, en lugar del miedo al Día del Juicio Final, o al castigo de Dios, que llegará", dijo el arzobispo Lenga, de 69 años, que está jubilado en Polonia.

El arzobispo hizo sus comentarios durante una larga entrevista con el canal polaco de televisión por Internet wRealu24. 

"Tuvimos plagas en el pasado de diferentes enfermedades infecciosas y la gente no dejó de ir a la iglesia", dijo Lenga, en referencia al coronavirus (COVID-19) "Las iglesias no fueron cerradas. Un sacerdote del norte de Francia tuvo el valor de tomar el Santísimo Sacramento y caminó con un grupo de personas, bendiciendo a todos y dándoles la esperanza de que no todo está perdido".

"¿Dónde están los obispos [hoy]?" preguntó Lenga. "¿Dónde están los cardenales? ¿Dónde está la jerarquía de la Iglesia, normalmente tan segura de sí misma e importante?"

"No, están todos escondidos, habiendo dejado al pueblo solo", dijo. "No se puede contactar con ellos en sus oficinas o por teléfono. Se quedan en su sitio, para no tener que hacer nada. Cuando llaman a la gente para rezar el Rosario, sólo sugieren muy gentilmente que la oración es una opción. ¿Por qué no salen y muestran a la gente cómo rezar?"


Recalcando la importancia de la oración, el Arzobispo Lenga dijo: "Si las congregaciones están limitadas por ley a 50 personas, entonces deben salir en grupos de 50 personas. Si todas las iglesias enviaran 50 personas a rezar, podríamos detener esta epidemia!"

Continuó: "Los obispos cerraron todas las iglesias, no hay misas disponibles. Esto dice mucho del obispo y de esos pobres sacerdotes, que se separaron de los fieles, como si no existieran (aunque ellos se someten a la obediencia)."

"¡Y mira a los médicos y enfermeras!" dijo.  "Como están luchando, algunos están muriendo, cumpliendo con sus deberes en el frente. Y los sacerdotes huyeron de todo esto. Sólo quieren vivir mucho tiempo. Eso demuestra que están lejos de la verdadera fe y lejos de Dios."



Lenga recordó entonces a sus compañeros de clero que un sacerdote debe servir como Alter Christus, u "otro Cristo", para dar ejemplo al mundo y proveer los Sacramentos, especialmente la Confesión y la Sagrada Comunión. 

"Se supone que debes servir a Cristo, ser de Alter Christus", dijo el arzobispo.  "A la jerarquía le faltan ideas para ayudar a la gente a resolver esto, a encontrar soluciones fuera de lo común. ¡Sean creativos! ¡Tengan fe! No escuchen sin pensar al gobierno y hagan lo que les digan.

"Están listos para negar a Jesús y destruir todo", añadió.  "Van a morir tarde o temprano de todos modos. Tú, un viejo sacerdote, o un viejo obispo, ¿vas a morir pronto de todas formas y todavía tienes miedo a la muerte?"

Continuó: "¡Sacrifíquense por el pueblo! La Santa Comunión debe ser recibida internamente, no sólo virtualmente. La gente necesita la Confesión. ¿Por qué no instalan medidas de protección para salvaguardar al sacerdote y al penitente? Desinfectando el área, etc."




"Ni siquiera lo intentan, no se les ocurre nada", dijo.  "No quieren gastar dinero en esto. Gasten el dinero y ayuden a la gente. Están perdidos, no saben qué hacer. Y cerraron las iglesias y huyeron de la gente. Qué pobre es este mundo y esta Iglesia, que se descarrían sin Dios."

Para concluir sus comentarios, el Arzobispo Lenga dijo, "El Papa Francisco se esconde en su palacio. Los cardenales se están escondiendo. ¿Por qué no van a la gente? [El Papa Francis] solía viajar en el transporte público en Buenos Aires, visitando a la gente. ¿Por qué no sale y visita a la gente ahora? En lugar de decir misas tranquilas [en línea].


"Hay una verdadera falta de verdaderas elites en el mundo de hoy, en el estado y en la Iglesia. Todos se están escondiendo. Y si intentas decirles algo audaz, empiezan a gritar, '¿cómo te atreves a decir eso? ¡Eso es demasiado duro! ¿Quién te escucha?  Le dijeron las mismas cosas a Cristo: ¿quién va a escucharte? Pero Él sabía lo que estaba diciendo.Y también saben que es la verdad.

"Pero no quieren escuchar la verdad porque viven en un paradigma diferente.

"Así que, hermanos y hermanas que creen en Dios, les hablo a ustedes en primer lugar. Si confían en Dios, manténganse fuertes en la Fe y no dejen que este [coronavirus] los desvíe. Hagan lo que puedan.


"Si no pueden ir a tu propia Iglesia porque el sacerdote o el pastor teme perder el favor del obispo, vayan a otra iglesia.

"¿Qué pasó con el catolicismo?  Es un desastre. Caballeros, doblen sus rodillas. Amén."

El arzobispo Jan Paul Lenga nació en Ucrania y estudió en secreto para el sacerdocio en Lituania, que estaba controlada por la Unión Soviética comunista. Fue ordenado en secreto en 1980. 

Lenga fue nombrado obispo de Karaganda, Kazajstán, en 1999 y elevado a arzobispo en 2003. Renunció en 2011 y se trasladó a Polonia para jubilarse. Ese año se le concedió la Cruz al Mérito del Comandante y la Orden de la República de Polonia. 


https://cnsnews.com/user/497

Comentarios

SM ha dicho que…
Bergoglio se quedo SOLO. Esta imagen en la plaza de San Pedro de su falsa bendicion Urbi et orbi, vale mas que mil palabras.

Los verdaderos catolicos ya no volveran a esta falsa iglesia que fundo Bergoglio sobre si mismo. los que le seguiran y quedaran con el seran los: tibios, cobardes, traidores, hipocritas, los sepulcros blanqueados, los caifas, los pilatos, los Herodes del mundo como Bill Gates, los que se esconden en sus palacios episcopales, los catolicos idolatras de la jerarquia, los catolicos muy rezadores de rosarios pero cuando es insultada la Madre la abandonan y callan como perros mudos cuando Bergoglio niega el dogma de la Inmaculada Concepcion al decir que " Maria NO nacio santa" o despreciando a la Santisima Virgen Maria diciendo que sus dogmas son "tonterias". Asi que para Bergoglio, el hombre vestido de blanco, somos TONTOS los que veneramos en Maria su Inmaculada Concepcion, su Virginidad,Maternidad Divina y gloriosa Asuncion.

Solo un anticristo suprime el Sacrificio Perpetuo publico, los sacramentos y cierra Templos. Bergoglio es el Falso Profeta y anticristo religioso, y los Obispos que suprimieron la Misa Publica tambien son otros anticristos como el.
Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


Lunes 24 de noviembre de 2014


Cuánto consuelo necesito en este momento ya que muchos se han apartado de Mí. Mis lágrimas fluyen en grandes torrentes mientras el ejército de Satanás, infestado con uno de los más viles de sus demonios, Jezabel, ha seducido a muchos de los que profesan representarme. ¡Cuánto han olvidado y que poco se acuerdan de Mi Promesa de venir de nuevo!



El tiempo de Mi Segunda Venida está llegando muy cerca y el ejército de Satanás se ha reunido en gran número, dispuestos para hacer la batalla contra aquellos que Yo llamo Los Mios. Este ejército malvado será dirigido por Mis enemigos y no hay nada que dejen de hacer para tratar de engañar al mundo a que crean en sus falsedades. Hablando en Mi Nombre, van a llevarse con ellos hombres y mujeres santos y llegarán a ser una fuerza que hay que tener en cuenta. Aceptados con gran entusiasmo por el mundo secular, cambiarán la faz de la tierra y a su paso causarán estragos.


La tierra, infestada por sus malvadas maneras, gemirá de dolor y con esto será presenciada una gran agitación. Cada acto perverso de profanación, que ellos inflijan sobre Mi Cuerpo, se manifestará a través de los cambios en el clima, el fracaso de los cultivos, los cambios en la atmósfera y un diluvio de semejante magnitud, habrá pocas naciones de la tierra que no serán tocadas por sus acciones. Mi Padre infligirá gran sufrimiento sobre ellos.



Porque todos los que condenan en Mi Nombre, también, serán condenados. Por cada acto de dolor que inflijan a los hijos de Dios, ellos también, van a sufrir el mismo dolor. El infierno, que ellos traerán a millones dará como resultado un castigo, el cual será similar a los fuegos que arden a diario en el abismo eterno.



Las Puertas del Cielo se les cerrarán de golpe en sus caras y ellos gritarán en agonía cuando, en el Último Día, sean cegados por Mi Luz. Ellos correrán, como los cobardes que son, y tratarán de encontrar refugio de Mi Justicia, pero no encontrarán ningún lugar de consuelo. Cegados, van a correr, caerán y no habrá ningún lugar a donde ir. Dejados atrás, porque ninguno de ellos tendrá la fortaleza o la fuerza de voluntad para pedir Mi Ayuda, porque ellos habrán extirpado toda la Vida que podrían haber tenido, pero de la que ya no pueden hacer uso.



Escuchadme ahora, mientras solemnemente declaro, el hombre que vive por Mi Palabra, y que permanece fiel a Mí, no tiene nada que temer. El hombre que me maldice y que cierra la puerta a Mi Reino firmemente detrás de él, será arrojado lejos.



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a024-nov-2014-la-tierra-infestada-por-sus-malvadas-maneras-gemira-de-dolor/
Templario ha dicho que…
MENSAJE DEL DIA 6 DE ABRIL DE 1996, EN PRADO NUEVO DE EL ESCORIAL

EL SEÑOR:
Orad, hijos míos, orad; levantad vuestro corazón de la tierra y despegaos del mundo corruptor. El mundo, hijos míos, es triunfador del rey de la mentira; porque los siete pecados capitales están en triunfo, hijos míos, por eso hay que orar mucho y hacer penitencia. Levantad vuestro corazón y vuestro espíritu a Dios, y Él os hará gozar las grandezas de Dios.
Hija mía, los hombres cada día están más ciegos para ver la situación del mundo y sordos a mi palabra. Amad nuestros corazones, hijos míos, que si amáis de verdad nuestros corazones, amaréis de verdad a vuestros prójimos; pero si no amáis a Dios, vuestro amor no será verdadero, hijos míos. El mundo está falto de Dios. En todos los hogares de la tierra, quiero que triunfe el Corazón Inmaculado de mi Madre. Hijos míos, Yo tengo fuentes de agua de vida eterna para todo el que venga a Mí; Yo abro esos canales y los sumerjo en mis manantiales, para fortalecerlos en la fe, para creer en mi Palabra y para predicar y practicar la caridad. Hijos míos, Yo, el Hijo de Dios vivo, el espíritu de Dios y su gloria, os pido que os améis unos a otros como el Padre y Yo nos amamos.
Yo vine a hacer la voluntad de mi Padre a la Tierra y quise aceptar su voluntad para redimir a los hombres con mi preciosísima Sangre. ¡Ay, ingratos, muchos de vosotros, creaturas del Creador, cómo despreciáis mi Pasión realizada para la salvación vuestra, hijos míos! ¿Qué clase de cristianos sois, hijos míos, si rechazáis la cruz? ¿Qué clase de católicos sois, hijos míos, si no practicáis mis leyes? Os digo, hijos míos: arrepentíos y convertíos, que los tiempos son graves y los hombres no habéis alcanzado a ver la justicia de Dios porque sólo os quedáis en la misericordia, hijos míos. Yo emplearé mi justicia para los injustos y mi misericordia para los justos. ¡Hasta cuándo tengo que estar dando avisos a los hombres! Hija mía, mi Misericordia te he dicho que es muy grande, pero mi Justicia es inmensa. Yo pido a todos los hombres de buena voluntad que escuchen mis palabras y practiquen mi doctrina.
Sí, hija mía, los hombres fueron echados del Paraíso por el pecado y mandados al Globo Terrestre, para que con sus trabajos y sus sudores volviesen a recuperar la gracia perdida; pero el hombre quiere vivir sin trabajar y cree que está vivo sin Dios, y el hombre sin Dios está muerto, hija mía. Las riquezas que hay en la Eternidad, hija mía, no hay nada en la Tierra que las pueda comparar. ¿Cómo los hombres se vuelven locos por las miserias de la tierra?
Pedid por los sacerdotes, para que sean pastores de mi rebaño; repito, hija mía, que muchos de ellos son asalariados, no son pastores de la Iglesia, son funcionarios. ;Qué pena, tanta mies como hay y tan pocos segadores para segarla! Hablan de Dios, hablan de mi doctrina, pero muchos de ellos se quedan en la palabra. ¡Ay, sacerdotes de Cristo, volved vuestra mirada a la divina majestad de Dios, que Él volverá la gracia a vuestro espíritu para que trabajéis en su rebaño! Hay mucho trabajo y pocos operarios. Se les ha olvidado el sentido de la verdad del Evangelio. El Sacerdote... Si, mira, hija mía, el día que el sacerdote se entrega a Dios, lo reviste de su gracia en un esplendor divino, míralo, hija mía... pero mira también cuando la pierde... son cadáveres que funcionan sólo con el cuerpo, sin acordarse de su entrega a Dios. Te repito, hija mía, que muchos se sirven de la Iglesia pero que no sirven a la Iglesia.
Dejad de ser funcionarios, hijos míos y sed sacerdotes de Cristo. Recoged todo ese rebaño que está esparcido por tantos lugares; están a la intemperie, hijos míos, esas almas esperando que venga cualquier fiera a devorarlas. Proteged el rebaño de Cristo, pero el pastor tiene que estar con sus ovejas, en el lugar que Dios le ha indicado.
Templario ha dicho que…
¡Cuántas almas podéis salvar, almas queridas de nuestros Corazones, con vuestro ejemplo y vuestra vida de virtud!; pero sólo sois sacerdotes unos momentos de vuestra vida; muchos de vosotros, la mayor parte, sois funcionarios asalariados. Dejad las funciones materiales del mundo y que funcione mi Iglesia. Sí, hijos míos, ¿no os dais cuenta que Satanás destruye lo que Yo he construido? ¡Ay, cuánta cuenta tenéis que dar, hijos míos; vosotros más que los laicos seglares, hijos míos, porque habéis hecho una promesa con Dios!
LA VIRGEN:
Qué pena, hijos míos! Antes había un gran número de almas donde mi Inmaculado Corazón podía refugiarse, pero ahora, hasta la mayoría de los conventos, hijos míos, están marchitas las flores.
Qué pena...! Yo quiero, hijos míos, consolaros a vosotros, pero hoy vengo para que consoláis mi Corazón. Mira cómo está mi Corazón, hija mía, lleno de espinas muy profundas, porque mi Corazón ama tanto a mis almas consagradas que las espinas son más dolorosas; por eso pido oración y penitencia, porque, hijos míos, los hombres están deshumanizados, viven los placeres del mundo, matan sin respetar la vida de los demás. Las madres matan los hijos dentro de sus entrañas y la juventud está corrompida por los vicios del alcohol, las drogas, la carne; por eso te digo, hija mía, que los pecados capitales van en triunfo y los hombres no ven pecado donde existe el pecado. No puedes tocar ninguna espina, hija mia, ¡están tan profundas!
Besa el suelo, hija mía, en reparación de tantos y tantos pecados como se cometen en la Humanidad. (Luz Amparo besa el suelo).
Mi Corazón, hija mía, (sollozos) siente mucho dolor, porque los hombres son ingratos, y no comprenden que nuestros Corazones sufran; por eso, hija mía, tienes que sufrir muchas pruebas morales y físicas.
LUZ AMPARO:
Dame fuerza, Señor, dame fuerzas, Señor. (Entre sollozos) ¡Ay, Dios mío, yo quiero que me des fortaleza, quiero reparar los pecados de los hombres, pero soy muy débil muchas veces.., dame humildad, Madre mía!
LA VIRGEN:
Mira, hija mía, cómo sangre mi Corazón lleno de dolor por los pecados de la Humanidad. ¡Ay, aquéllos que os llamáis católicos y pensáis más en el mundo y en los placeres del mundo que en agradar a Dios vuestro Creador! No se puede servir a dos señores; si estáis sirviendo al mundo y estáis, hijos míos, cayendo en las pasiones, ¿cómo decís que servís a Dios y lo amáis?; no podéis alcanzar la gracia, hijos míos. ¡Ay, juventud, juventud, cómo os dejáis arrastrar por el dragón de las siete cabezas! Despertad, hijos míos, despertad a la fe y recibiréis la gracia. No os ceguéis con la tiniebla de Satanás, hijos míos, y abrid vuestros oídos.
Vuelve a besar el suelo, hija mía, por las almas consagradas, para que sean fieles en su consagración. (Luz Amparo besa el suelo)
EL SÉÑOR:
¡Hasta cuándo, hijos míos, la Divina Majestad de Dios tiene que estar avisando a los pobres pecadores! Cumplid mis leyes, hijos míos, que todo el que cumpla mis leyes tendrá vida eterna. Todo el que acude a este lugar, que acude con devoción; que muchos de vosotros, de los que acudís a este lugar, hijos míos, os dedicáis a dividir a las almas. ¡Cuántas veces te he dicho, hija mía, que el demonio divide y Dios une! Donde haya división no hay paz. Amaos unos a otros.
LA VIRGEN:
Os bendigo, hijos míos, como el Padre os bendice, por medio del Hijo y con el Espíritu Santo.
Levantad todos los objetos, todos serán bendecidos para la consolación de los pobres moribundos y enfermos.
Todos los objetos han sido bendecidos.