Las iglesias se cerrarán con efecto inmediato (Westminster)

Diócesis de Westminster

Como continuación del mensaje del Primer Ministro de ayer por la tarde, las iglesias de la Diócesis de Westminster se cerrarán con efecto inmediato y permanecerán cerradas hasta nuevo aviso. 

En un mensaje al clero anoche, el Cardenal dijo: "Todas las iglesias deben cerrarse y permanecer cerradas. Es esencial que todos sigamos esta instrucción, aunque sea dolorosa y difícil".

Hoy, en un mensaje a todos los fieles, añade:

"Como nuestras iglesias deben permanecer cerradas, abramos nuestros corazones aún más. Como dicen los Salmos: "Levanten las antiguas puertas y dejen entrar al Rey de la Gloria". Estas son las puertas de nuestros corazones. Dios sabe bien cómo llenar nuestras vidas. Debemos abrir nuestros corazones en la oración y la acogida silenciosa.

Incluso en este momento difícil, hay pruebas positivas. Las congregaciones en línea en la misa del domingo fueron enormes. Los ejemplos de participación en línea son alentadores. Incluso la experiencia de los Actos de Comunión Espiritual, todos hechos al mismo tiempo, (...). Dios es tan bueno.

Hoy estamos aprendiendo, paso a paso, la verdad del viejo axioma: Dios no está limitado por sus sacramentos. El Espíritu Santo supera nuestras distancias, impulsa y enriquece nuestra oración. Alienta esta oración personal y compartida. No termines una llamada telefónica o un chat en línea sin un momento de oración compartida!

Tras una cierta confusión en la guía publicada por el Ministerio de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local sobre la apertura de las iglesias, donde se afirma que "los lugares de culto deben permanecer abiertos para la oración en solitario", la Conferencia Episcopal ha aclarado que las iglesias deben cerrarse y permanecer cerradas: 

"La instrucción es muy clara en las ocasiones en que alguien puede salir de su casa:

-Compras de necesidades básicas, por ejemplo alimentos y medicinas, que deben ser lo menos frecuentes posible.
-Una forma de hacer ejercicio al día, por ejemplo, correr, caminar o andar en bicicleta, solo o con los miembros de su hogar.
-Cualquier necesidad médica, o para proporcionar atención o ayudar a una persona vulnerable.
-Viajar hacia y desde el trabajo, pero sólo cuando no se pueda hacer desde casa.

Ninguna de estas cuatro razones específicas para dejar el hogar coinciden con la visita a una iglesia para rezar en solitario. Además, mantener las iglesias abiertas podría socavar el deseo del gobierno de que la gente se quede en casa, el mero hecho de que estén abiertas puede sacar a la gente de sus casas, muchas de las cuales serían las más vulnerables a la infección.

El profesor Jim McManus ha hablado con un alto funcionario y estaba claro que no habían pensado en los temas de la infección y la seguridad de las iglesias y cuando dejó claros estos puntos, se horrorizaron y acordaron que habían cometido un error.

"Mantener las iglesias abiertas envía un mensaje totalmente inconsistente y por lo tanto deben cerrarse para el beneficio de otros y detener la infección".




Comentarios