Misas prohibidas en algunas diócesis francesas


"¡Hemos sido advertidos! Los místicos y la Virgen María en sus grandes apariciones nos lo habían anunciado. Hoy nuestra fe está siendo probada y la Iglesia de Dios está siendo probada en gran medida." 



El Padre Raphaël d'Anselme, párroco de Saint-Patern en Vannes, Bretaña, abrió su homilía dominical el 1 de marzo con un explícito recordatorio de que las actuales restricciones impuestas a las misas católicas y a la distribución de la Santa Comunión debido al coronavirus son similares a la "persecución". Hubo un completo silencio durante su homilía sobre la comunión espiritual, pronunciada desde el púlpito tradicional en medio de la iglesia. Los fieles se asombraron al saber que no podrían recibir la hostia consagrada al final de la misa.

Un gran número de diócesis francesas han decidido tomar medidas especiales para ayudar a evitar la propagación del coronavirus, incluyendo la prohibición de la Comunión en la lengua. Este fue también el caso en Vannes, donde los católicos han sido invitados por el Obispo Raymond Centène a recibir la Sagrada Comunión en las manos o a hacer una comunión espiritual de deseo.

En la parroquia de Saint-Patern, que ofrece la misa tradicional todos los domingos por la mañana y la mayoría de los días de la semana, se decidió que la comunión en la mano no era una opción para este rito, y sólo el sacerdote celebrante consumió la hostia.

Después de la misa, muchos fieles se reunieron bajo el pórtico de la típica iglesia bretona del siglo XIX para expresar su tristeza, incomprensión y, a veces, hasta su enojo por la reticente decisión de los párrocos de seguir la orden de las autoridades civiles.

¿Por qué molestar a las iglesias? preguntaron. Un feligrés acababa de regresar de París, donde había viajado en el metro en hora punta, todos los viajeros apretados en trenes calientes y mal ventilados. Esto está permitido.

En una carta reciente, el obispo Athanasius Schneider calificó la obligación de dar la comunión en la mano como un "abuso de autoridad" porque incurre en la pérdida de fragmentos consagrados y una "disminución de la reverencia". Subrayó que "no es más higiénico que la comunión en la boca".

"Si la Iglesia en nuestros días no se esfuerza de nuevo con el mayor celo para aumentar la fe, la reverencia y las medidas de seguridad para el Cuerpo de Cristo, todas las medidas de seguridad serán en vano", escribió.

Pero esto es sólo el comienzo. En algunos lugares, como la diócesis de Beauvais, en el departamento de Oise en el norte de Francia, y - desde el lunes por la tarde - en Vannes, en el departamento bretón de Morbihan, todas las misas públicas han sido prohibidas tras las conversaciones entre los obispos y los "prefectos" locales que representan los poderes del gobierno central.

Se considera que tanto Oise como Morbihan corren un riesgo especial, ya que 38 de las 191 contaminaciones francesas "COVID-19" -en el momento de redactar este informe- se han producido en Oise, mientras que en la parte occidental del Morbihan se han registrado otras 13 inesperadas en los dos últimos días en torno al puerto fluvial de Auray. Todas las escuelas de la zona han sido cerradas durante dos semanas, y las misas también se celebrarán a puerta cerrada en las parroquias y comunidades religiosas hasta el 14 de marzo.

La psicosis ¿está justificada? Según las autoridades médicas, se trata de frenar y, si es posible, contener la propagación del virus, que es un poco más mortal y se propaga más fácilmente que la gripe común. Dado que aproximadamente uno de cada cinco casos requiere hospitalización y oxígeno, se teme que los hospitales franceses se vean invadidos, mientras que los profesionales de la salud corren un riesgo adicional de verse obligados a tomar licencia por enfermedad a causa de la contaminación.

Pero mientras que los centros comerciales y el transporte público siguen abiertos y sólo se han prohibido las reuniones de 5.000 personas y más en toda Francia, la atención particular que se presta a las iglesias católicas es notable. Tanto más cuanto que Francia - que después de Italia es el segundo país más afectado de Europa - ha decidido que, habiendo alcanzado la segunda etapa de contaminación, con infecciones en diferentes partes del país, ya no habrá una cuarentena sistemática para los viajeros que regresen de países de alto riesgo como China, Irán e Italia. Los niños que regresen de las vacaciones de invierno en estos países podrán volver directamente a la escuela.

Al comienzo de la Cuaresma, la decisión de suspender las misas o de obligar a los fieles católicos a recibir la comunión en la mano o a prescindir de ella -como es el caso de los muchos miles de católicos tradicionales que van a misa en la forma extraordinaria del rito romano en Francia- se está considerando como una llamada aleccionadora a la penitencia y una llamada de atención en un momento en el que consideran que el acceso a los sacramentos es un hecho.

Durante su homilía en Vannes, el Padre d'Anselme dijo a los fieles que debían rezar a la Beata Imelda, quien como niña de once años en la Italia del siglo XIX tenía un solo deseo: recibir a Nuestro Señor en la Comunión en un momento en que la Primera Comunión se daba comúnmente a los 14 años. 
 Consiguió un milagro cuando, durante la misa, una Hostia consagrada se escapó del copón del sacerdote y se colocó sobre la cabeza de la joven. Debido a este signo, el sacerdote decidió darle la Hostia después de todo - y ella murió, "de amor", durante su oración de acción de gracias.

El sacerdote también citó a Santa Juliana Falconieri, que debido a la enfermedad era incapaz de retener ningún alimento: mientras moría, un sacerdote colocó una Hostia consagrada en su pecho, donde ella la absorbió milagrosamente. Finalmente, recordó en su sermón que los fieles también debían invocar a Santa Teresa del Niño Jesús, que debió esperar hasta los 13 años para recibir la Primera Comunión.

Sorprendentemente, algunas iglesias y comunidades han continuado distribuyendo la Santa Comunión en la lengua. La parroquia de Saint-Eugène Sainte-Cécile en París mantuvo el tradicional rito de la comunión el domingo. El canónigo Marc Guelfucci, el párroco, dejó claro durante su homilía que la Comunión se daría como de costumbre en la lengua y que los sacerdotes simplemente tomarían precauciones, usando regularmente toallitas antisépticas durante la distribución.

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:


Lunes 14 de Enero, 2013


El tiempo de preparación para El Gran Aviso es corto. Este es el momento en el que, no importa cuán dolorosa la persecución sea, debéis ignorar todo excepto Mi Santa Palabra.

Ya que los preparativos comienzan, no dejéis que nadie os detenga, amados seguidores Míos, mientras preparáis vuestras almas y oráis por aquéllos que morirán en pecado mortal durante el GRAN AVISO.

Vosotros, Mis seguidores y Mis servidores sagrados, sufriréis, ahora, el dolor que siento, cuando miro desde arriba a los desdichados pecadores. A pesar de Mi Divinidad, me siento enfermo por, e indignado con, los pecados del hombre, ya que desfilan ante Mis ojos.

Su arrogancia, la insolencia y el orgullo, que estos pecadores demuestran, imitan, exactamente, los rasgos de Satanás y sus demonios. Estos mismos espíritus malignos han devorado las almas de los hijos de Dios, de modo que ya no se parecen más a los niños que una vez fueron, cuando dieron su primer aliento.

Tan llenos de orgullo, y convencidos de su propia invencibilidad, son ellos los que ya no son capaces de permitir que el Espíritu de Dios toque sus almas. Por esta razón ellos necesitan vuestras oraciones.

Yo os bendigo con la Gracia para salvar a estas almas y tenéis, por causa Mía, que ayudadme para auxiliarlos.

No contentos satisfaciendo sus propios deseos, para alimentar sus deseos físicos, el hombre entonces siente que debe interferir en Mi Creación. Entonces, él dá los pasos para intentar, no sólo emular el poder de Dios, cuando se trata de la creación de la vida humana y de la finalización de la vida humana, sino que él cree que tiene poder para remplazar la Existencia de Dios. Él cree ahora en su propia divinidad, divinidad que no es nada, sino una mentira colocada dentro de su alma por Satanás, a quien él ha prometido su lealtad.

Estos pasos, que ahora lleva el hombre, van más allá de los límites permitidos por Dios. Ahora que las Iglesias de Dios sean asediadas por el espíritu del mal, de los enemigos e impostores, el castigo finalmente descenderá sobre la tierra.

El Poder de Mi Padre será atestiguado y Su castigo será severo. Éste conmocionará incluso al pecador más arrogante, que no dudará en saber de quién es la Mano que ha caído sobre la tierra. Mi Padre lo hará con el fin de librar a la tierra de la maldad, mientras permite, al mismo tiempo, el crecimiento de Su ejército de seguidores fieles que ayudarán en la salvación de almas.

El pecado ha dañado la tierra en donde camináis y se puede ver en la enfermedad, en la contaminación y en la corrupción de vuestros gobiernos. La mancha de pecado cubre el mundo, por lo que se ha convertido en una cosa repugnante y vil ante los Ojos de Mi Padre. Él, Quien creó el mundo como un lugar en donde Él podía alimentar a Su familia, tiene el corazón roto.

Mi Padre está también enojado y la balanza de la justicia se ha inclinado ahora. Su castigo no puede ser detenido cuando se ha vuelto necesario.

Ayudad a vuestros hermanos y hermanas, especialmente aquéllos que han creado leyes que interfieren con las creadas por Dios, el Altísimo. Tenéis que hacer esto mediante la Cruzada de Oración. Sed fuertes. Sed valientes. Tened esperanza y no temáis a nada, si vosotros me amáis.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a14-ene-2013-a-pesar-de-mi-divinidad-me-siento-fatal-e-indignado-con-los-pecados-del-hombre/