Schneider: BXVI nombra a Fco en sus misas


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Últimamente, Schneider solo está causando más confusión con sus declaraciones. Un hombre con una mente preclara, está tan patidifuso como el que más.

Ya está como tantos otros, empeñado en defender lo indefendible... la mayoría de esta jerarquía están amparándose en el paragua de la “falsa obediencia” para justificar su defensa a ultranza del antipapa Bergoglio. En el caso de Schneider, creo que no es por cobardía, así que solo puedo pensar que “lo controlan” mentalmente.
SM ha dicho que…
La mayoría de la jerarquía y fieles están en tinieblas por el misterio de iniquidad que todo lo oscurece y enturbia. Uno a uno caen.
Ya no espero firmeza en la fe en ningún ser humano,sea quien sea, Obispo, sacerdote o seglar. Ruego por mí, para seguir firme.

No hay que acercarse a Bergoglio ni físicamente ni espiritualmente, se le debe rechazar totalmente con todas las fuerzas y decisión. Todos los que le reconocen como Papa y le obedecen quedan entrampados tarde o temprano. Padecen una enfermedad espiritual que les afecta la razón y el pensamiento.

Recordando el milagro obrado por Santo Domingo cuando con el rezo del Santo Rosario fue liberado un hereje de 15.000 demonios, pensaba si un simple hereje de pueblo tenía 15.000 demonios, cuántos tendrá Bergoglio??? El infierno completo está con el, legiones de legiones, Satanás mismo le guia. Entonces que imprudencia y estupidez es acercarse, reconocerle autoridad y obedecer a tal ser, el peor poseso en la historia de la humanidad, que tiene en su puño a la Iglesia y la está terminando de destruir, hasta que Dios diga BASTA!.

Caen todos, jerarquía y seglares en tinieblas de confusion porque no creen ni aceptan está terrible realidad: Bergoglio no es un hereje más, o un antipapa mas, es el Falso Profeta del Apocalipsis.

Nos toca seguir firmes en la Fe, firmes SOLO en Jesucristo, la Roca de Salvación. Al pie de la Cruz con María Santísima, los Santos, el Ejército de Santos Ángeles y las almas del Purgatorio, que intercedan por la Iglesia peregrina, junto a los pocos sacerdotes y cristianos que aún no cayeron en oscuridad.

Cómo dijo la Virgen María en numerosos mensajes: al final SOLO nos quedarán las dos manos para sostener el Rosario y rezar...nada más. Agrego y tal vez nadie más, solos con Dios y nuestro ángel de la guarda.

Templario ha dicho que…
Pidamos por el alma del obispo Shneider, para que no sucumba ante la prueba del falso profeta Bergoglio. Porque si ahora no dan la talla los consagrados por miedo a ser excomulgados falsamente, ¿que será de ellos cuando se jueguen la cárcel o el cementerio con la dictadura del anticristo?. Recordemos que esto es solo el comienzo del reinado de las dos bestias de Apocalipsis 13, falta la persecución del anticristo, por no querer colocarnos el chip-666.
Apocalipsis 14:
Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.
Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas.
Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra.
Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero;
y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.
Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.
Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.
Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda.
Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura.
Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.
Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda.
Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras.
Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios.
Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.