París ridiculiza la Fiesta de la Asunción


París: los gatos, más importantes que Nuestra Señora 

El sitio web del ayuntamiento de París, Francia, anunció en su calendario de verano que las piscinas municipales permanecerán cerradas el 15 de agosto para la "Fiesta de los Gatos".

París está dirigida por la alcaldesa socialista de origen español Anna Hidalgo, una militante atea, que fue reelegida el 29 de junio.

Hidalgo recibió rápidamente una respuesta en los medios sociales, "No, Sra. Hidalgo, el 15 de agosto no es el 'día del gato'. Te pagan los franceses y no un pequeño grupo de gente que odia el cristianismo".

En 2017, Hidalgo prohibió las tradicionales marchas navideñas en los Campos Elíseos porque mostraban el pesebre. También quitó el pesebre de Navidad del ayuntamiento, pero celebra cada año el final del Ramadán.


en.news

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


27 de octubre del 2012


Existe un plan que está comenzando una oleada de predicación mundial.



Esta predicación no será de Dios. Por el contrario, se predicará una mentira la cual establecerá que Dios no existe y que no puede existir.



Ellos dirán, usando el razonamiento humano y la evaluación científica, que Dios es sólo un producto de la imaginación del hombre.



Esta prédica no es accidental, por el contrario, ya es una campaña bien planeada y coordinada trazada por aquellos ateos, cuya lealtad pertenece al maligno.



Sus corazones, mentes y almas han sido robados por Satanás, que utiliza el orgullo del intelecto humano, para proclamar arrogantemente mentiras para bloquear la Verdad.



Este es un plan para convertir los corazones de las personas de todas partes, en piedras, así como sus propios corazones que están fríos y carentes de amor. Entonces, habrá un anuncio de que una nueva religión sustituta, será introducida en la ley.



La religión única mundial rendirá homenaje a la bestia, porque será por medio de esclavos del rey de las tinieblas, que esta atrocidad sucederá.


Los ateos que serán los autores intelectuales de este plan, son devotos seguidores de Satanás.



No os equivoquéis, ellos idolatran a la bestia y no piensan en el daño y el tormento que sus acciones traerán consigo.



Su misión es abolir la lealtad al único Dios Verdadero. El Dios que ama a cada uno de los hijos, que Él creó. Ellos, rechazarán los esfuerzos que ahora se están haciendo desde el Cielo para salvar a la humanidad de la destrucción final.



Será por causa de ellos que rayos, terremotos y tsunamis golpearán la tierra.


Ellos serán detenidos.



Ellos sufrirán terriblemente y su agonizante final ha sido predicho.



La Batalla de Armagedón será intensa, pues Dios no se va a quedar sentado y permitir tal infestación.



Terribles castigos de tales magnitudes, barrerán a aquellos idólatras (paganos) que rechazan la Palabra de Dios.



Orando a Dios, buscando Misericordia, es la única manera de mitigar tales castigos.



Vuestras oraciones, suplicando el perdón de sus pecados, es la única manera en que esas almas pueden ser salvadas.



Hija Mía, mucha destrucción resultará debido a la obra perversa que estos grupos ateos intentan forzar sobre la tierra.



Muchos no conocen la seriedad de sus acciones.



Muchos, no obstante, conocen exactamente lo que están haciendo, porque son mentirosos.



Ellos creen en Dios, porque han elegido Su peor enemigo, el diablo, como su dios por su propia libre elección.



Todo lo que ellos quieren es robar almas.


Dios, Mi Padre, intervendrá por Su poder, no sólo para castigarlos, sino también para salvar almas, antes de que ellos se las roben a Él.



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a27-oct-2012/
Templario ha dicho que…
El Escorial-3-9-1983:
LA VIRGEN:
Hija mía, empiezo con el sacrificio y con la oración y os termino diciendo: "SACRIFICIO Y ORACIÓN", hijos míos.
La sociedad, hijos míos, está a punto de ser castigada con un castigo terrible, hijos míos. La tierra temblará para todos aquellos que no han querido cumplir con los Mandamientos de la Ley de Dios; serán castigados, hija mía. También para aquellas almas consagradas que dicen servir a Dios y se han abandonado en la oración y en el sacrificio para adorarse ellos mismos. Si, hija mía, será terrible, porque Dios Padre los va a abandonar en manos de sus enemigos. Si, hija mía, el golpe fulminante de la cólera de Dios, está próximo; está próximo, hija mía, porque los hombres con sus desordenes y con sus crímenes han traspasado las bóvedas de los cielos, hija mía; por eso os pido, hijos míos, sacrificio y oración.
Si, hijos míos, en aquellos lugares que haya más pecado habrá mayor castigo. PARÍS, hija mía, será envuelto en llamas y grandes naciones serán engullidas bajo la tierra, hija mía. Por eso os pido, hijos míos, que pidáis perdón a Dios Padre, que todavía tenéis tiempo para arrepentiros, hijos míos. Por eso os pido que améis a vuestro prójimo, porque si no amáis a vuestro prójimo, no podéis amar a Dios; porque el amor viene de Dios, y todo aquel que no ama no es nacido de Dios, hijos míos. Por eso os pido: "AMAD A VUESTROS SEMEJANTES", porque si no amáis a vuestros semejantes, no podéis amar a Dios, hijos míos, porque el amor viene de Dios. También si alguno os dice, hijos míos, que ama a Dios y no ama a su prójimo, no lo creáis, hijos míos, porque está mintiendo, está mintiendo; no puede amar a Dios que no lo ve, si no ama a su hermano que está viéndole diariamente, hijos míos. Por eso os pido que hagáis sacrificios, sacrificios y oración, y que pidáis por aquellos que no rezan y que améis a vuestro prójimo; porque los carros de fuego de Dios Padre están preparados, hijos míos, para transportaros a la tierra prometida. Pero estad atentos, hijos míos, que muchos sois los llamados hijos de Dios, pero pocos seréis los escogidos, hijos míos.
No os aferréis a las cosas terrenas, hijos míos; no podéis servir a dos amos: al dinero, a los placeres y al mundo; y a Dios; tenéis que dejar uno de los dos, hijos míos; o los placeres y el dinero o a Dios Padre, hijos míos. Pensad, hijos míos, que las riquezas no os van a servir nada más que para condenaros, hijos míos. Pensad lo que mi Hijo dejó escrito, hijos míos: ‘BIENAVENTURADOS LOS POBRES, PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS’. Es mas difícil, hijos míos, que un rico entre en el reino del cielo que un camello por el ojo de una aguja, hijos míos. Por eso os pido que no os apeguéis a las cosas terrenas. Que si tenéis dos túnicas, dad una a vuestro hermano, hijos míos; dad una a vuestro hermano. Llevad la vida de Cristo que iba por los caminos con una alforja y una túnica y unas sandalias sin tener de repuesto nada, hijos míos.
Hija mía, es duro el camino de Cristo, porque para seguir a Cristo hay que seguir por el camino del dolor. Todos aquellos que estáis disfrutando de todas vuestras riquezas y de vuestros lujos, hijos míos, tendréis que dar cuenta a Dios Padre.
Tú, hija mía, esparce la simiente por todas las partes, déjala caer en todos los corazones, pero el que quiera, que la coja, hijos míos, y que de fruto de ella, y el que no, dará cuenta a Dios.
Si, hija mía, es muy fácil vivir como el rico avariento sin acordarse de dar las migajas a los pobres. La vida de Cristo es el sacrificio y la oración, hijos míos, y el amor a vuestro prójimo.
Mira, hija mía, cómo tienen mi Corazón los pecados de los hombres (Amparo llora con amargura al ver el Corazón de la santísima Virgen). Quita dos espinas (Amparo continua sollozando) sólo se han purificado dos (al arrancar las espinas del Corazón de la Virgen, Amparo aumenta sus sollozos y expresiones de dolor). No toques más, hija mía, sólo se han purificado dos.
Seguid con vuestras oraciones. Haced vigilias, hijos míos. Ofrecedlo por la salvación de las almas.
Templario ha dicho que…
Sí, hija mía: (Amparo habla en un idioma extraño). Este tiempo falta para destruir la mayor parte de la humanidad; por eso, hija mía, os pido oración y sacrificio, por esos pobres corazones que rechazan la gracia de Dios, que están tan duros, hija mía.
Besa el suelo, hija mía, por la salvación de las almas (Amparo se inclina lentamente y besa el suelo, volviendo a incorporarse con la misma lentitud). No te importe, hija mía, esta humillación. Piensa que el que se humilla será ensalzado ante Dios, hija mía; no te importen las burlas ni que te calumnien. Piensa en Cristo Jesús, a El también le calumniaron siendo inocente, hija mía. Tu misión es la de salvar almas; por eso te pido que seas humilde, hija mía; con humildad, con oración y sacrificio puedes ayudar a muchas almas para la salvación del mundo, hija mía. Piensa en Cristo Jesús y hazte pequeña, pequeña, para que luego subas alta muy alta.
Las moradas están preparadas, hijos míos, haced sacrificios para poder alcanzar las moradas, ya sabéis que el camino de Cristo es muy estrecho, hijos míos, y el camino del enemigo es ancho, muy ancho y lleno de felicidad y de placeres, hijos míos.
Hijos míos, os pido oración y sacrificios para poder salvar por lo menos la tercera parte de la humanidad.
Os bendigo, hijos míos, como el Padre os bendice por medio del Hijo y con el Espíritu Santo, hijos míos.
Levantad los objetos, hijos míos, serán bendecidos, todos los objetos recibirán gracias especiales para la curación de los enfermos y para la conversión de los pecadores, hijos míos.
Adiós, hijos míos. Adiós".
Amparo explica cómo se le apareció la Virgen: veo un rayo de luz que viene desde la parte del sol, se va abriendo como especie de un camino de luz donde veo a la santísima Virgen rodeada de ángeles. Comienzo a sentir dentro de mi algo que no sé explicar, siento que algo sale de mí cuerpo entonces no veo nada de lo que me rodea hasta que vuelvo a notar que algo vuelve a mi. Entonces siento una gran tristeza al ver que me encuentro otra vez en el mismo sitio.
La Virgen venia vestida de azul y blanco. La túnica era blanca y el velo azul, parecen formar la túnica y el velo una misma pieza. Los pies los tenía descalzos, Los ángeles que acompañan a la santísima Virgen brillan como si tuvieran un cuerpo de oro.