martes, 30 de septiembre de 2014

Haced la vigilia de oración los 1ºs viernes de mes


0ctubre 31/07 A Agustín del Divino Corazón

Jesús dice:
Mi pequeño Agustín: Cómo me complace descansar en vuestro pobre
corazón, porque a pesar de encontrar tan sólo miserias, siento la calidez de
vuestro amor.
Mirad, cómo mi Corazón está lacerado y tremendamente golpeado por el
dolor, porque muchos hombres han cambiado al Dios verdadero por el
príncipe de la oscuridad para darle la adoración, robándome la gloria que me
pertenece. El mundo yace en densas tinieblas, porque el demonio los ha
enceguecido, engañándolos con falsas seducciones para luego cobrarles su
precio, llevarse consigo un sinnúmero de almas al lago eterno.

Os hago partícipe de mi enorme tristeza porque son muchos los que taladran
mis manos y mis pies, reviviendo los dolores de mi pasión y aún mayores a
los que sufrí, al ofrecer víctimas humanas, en holocausto, al tirano infernal y
al profanar mi Divino Cuerpo en los cultos paganos (horas antes del mensaje
experimenté una terrible agonía interior y unos fuertes deseos de llorar. Me dirigí al Santísimo Sacramento y en la oración vi a unos hombres que pisoteaban el Sagrado Cuerpo de Jesús y el asesinato y la violación de varios niños).

Qué duros de corazón y sanguinarios son los pensamientos de algunos de
vosotros, hombres obnubilados por el pecado. Orad y reparad por estos
inocentes que han caído en las garras de espíritus infernales. Ellos desconocen
los terribles sufrimientos que les esperan en las penumbras de la otra vida.
Mi Divino Corazón es despellejado por estos execrables crímenes.
Venid y consoladme tomando parte de mi sufrimiento y que vuestras
lágrimas sean bálsamo sanador para mis heridas.

Creced en la penitencia y en la mortificación porque muchas almas piensan
que estas nobles prácticas tan sólo formaban parte de la Iglesia primitiva. Ésta
es la brecha que os conduce a la santidad. Reuníos, almas generosas, en vigilia de oración los primeros viernes de cada mes, para que con vuestra reparación, aportéis perlas valiosísimas en mi obra salvadora. Como pago a vuestro sacrificio os acompañaré y seré más misericordioso en el día de vuestro juicio.

China: Arrestan a cien cristianos durante culto


jueves, 25 de septiembre de 2014 | 
Cristianos chinos en una iglesia
Cristianos chinos en una iglesia.
China.- Más de 100 cristianos, entre ellos niños, fueron arrestados durante una redada en una casa iglesia, donde se realizaba unculto de adoración. Las autoridades chinas CONTINÚANsus acciones para detener el crecimiento de la población cristiana en ese país.

Los hechos ocurrieron el 21 de septiembre, cuando 200 policías irrumpieron durante el servicio de la iglesia MONTE de los Olivos, que tiene una feligresía de 170 personas, situada en la ciudad de Foshan, provincia China de Guangdong, dijeron los testigos presenciales a INTERNATIONAL Christian Concern (ICC).

"No sabemos exactamente por qué atacaron nuestra iglesia", dijo un cristiano a ICC. "El gobierno no nos permite reunirnos para adorar como una iglesia", afirmó.

Los miembros de la congregación INFORMARON que el lugar fue allanada sin ninguna advertencia, y que la policía sólo DEJÓ un aviso que indicaba que las personas que participaban del culto fueron detenidas durante una "reunión ilegal".

Actualmente, más de 30 miembros permanecen detenidos. "Es increíble que las autoridades locales arrestaran a más de 100 miembros de la iglesia, entre ellos niños, en la ciudad de Foshan. Aunque la mayoría de las personas han SIDO puestas en libertad, la experiencia ha sido traumática", dijo el Gerente Regional de la ICC para el Sudeste de Asia, Sooyoung Kim.

Últimamente las autoridades chinas han aumentado el control de los grupos cristianos "ilegales", con la intensión de detener sus reuniones e impedir el AUMENTO del cristianismo.

Satanás es dueño de muchos miles de personas

Locutions to the world. La maquinaria de satanás 
Septiembre 21, 2014

María:

Algunas veces la tierra tiembla, los cielos se oscurecen y las olas se agitan, como sucede con los huracanes, terremotos y tornados. Todos estos son símbolos de los poderes destructivos del Infierno. Se LIBERA una fuerza que perturba el orden existente. Aunque algunas manifestaciones de la Tierra tienen una raíz satánica, las fuerzas más grandes del Infierno se muestran en los acontecimientos humanos como la ira, las disputas, los malentendidos, el rompimiento de las promesas, la destrucción de las relaciones, la codicia, los escándalos, algunas veces una completa y repentina destrucción de lo que parecía tan estable.



Estas fuezas del INFIERNO no se manifiestan en desastres naturales, sino dentro de la persona humana. Todos están sujetos a estas fuerzas y muchos creen equivocadamente que se trata de confusiones o errores humanos. Realmente, el infierno se está desatando y, si no se derrota, las fuezas seguirán expandiéndose. Satanás sólo quiere destruir, derribar y arruinar.



Sin embargo, los poderes del Infierno llegan a otro nivel cuando se valen de los corazones que están comprometidos con el mal, corazones retorcidos que han tomado decisiones perversas y han escogido deliberadamente los caminos del mal. Satanás eleva a estas personas, les da puestos de autoridad, llena sus bolsillos con dinero, derrama sobre ellos enormes poderes políticos, los protege de sus enemigos y los mantiene en el poder HASTA que ya no le sirven para sus propósitos. Estas personas están por todas partes, en el mundo y en la Iglesia, en los negocios y en la educación, en la política y en la ciencia. Sin saberlo, ellos forman un mecanismo de maldad que los protege unos a los otros y luchan por las mismas causas. Ellos son inteligentes, poderosos, son aceptados por muchos, con frecuencia con buena apariencia, con un alto nivel de educación e incluso son encantadores.


Ellos persuaden a los demás, lideran causas y tienen un discurso brillante. No tienen amor por la verdad y no ven el mal quebrantando la Ley de Dios. Todo es por conveniencia propia, cualquier cosa entra en sus metas distorsionadas.


La sociedad está al borde del abismo porque satanás es dueño de muchos miles de personas. Sus pasiones son desordenadas y sus egos dominan sus pensamientos. Ellos son su vanguardia, sus instrumentos para llevar al mundo al borde del precipicio, donde ya se dirige a menos que los PODERES de Mi Inmaculado Corazón sean liberados pronto.


Ninguna mente humana puede detectar las redes de satanás y ninguna fuerza humana puede destruirlas. Sólo la Mujer vestida de Sol es su gran Adversaria.


Comentario: Nuestra Señora da una aguda descripción de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, pero que en realidad no se ve.

Se prepara una renovación de Mi Iglesia



6.09.89 Mensajes a Vassula Ryden

-¿Señor? 
-Yo soy. Estoy ante ti. Sé consciente de esta Gracia, Mi Vassula. 

-En cierta manera, Señor, yo no estoy plenamente consciente. Soy incapaz de darme cuenta, pero creo. 

-CREE, sí. Cree con una fe de niño, que eso Me complace y agrada al Padre. ¿Quieres escribir? ¿Sí? 

me di cuenta que había olvidado escribir... 

-¿A propósito de Mi Cruz? 

-Sí, Señor. 

-Entonces, escribe ahora. 

-Gracias, Dios mío. 

Más tarde, después que Jesús me dejó Su Cruz -de una manera mística- fue como si yo recibiera sobre mí, hasta entrada la noche, una lluvia de aflicciones. Era como si el mundo, con sus pecados, toda clase de pecados, se cerniera sobre mí. Y de PRONTO, en medio de estos tormentos, me acordé de Jesús en Getsemaní, y lloré amargamente. Por otro lado estaba feliz de aliviar a Jesús aunque fuera por un instante. Más tarde Jesús vino y volvió a tomar Su Cruz. 

-Yo la comparto ahora contigo, bienamada. 

-Señor, yo Te escucho. 

-Escucha y comprende. ¿Has oído hablar alguna vez de alguien que haya tratado de vivir en Mi devoción y no haya sido nunca atacado o perseguido? 

-No, Señor. Algunos de ellos incluso han muerto como mártires. 

-Sí. Así ves, pequeña, que tenemos la confirmación de lo que han anunciado las profecías. Hoy día también todo el que habla en Mi Nombre, y alza la voz para anunciar Mi Mensaje, está seguro de ser perseguido por los Caínes. Yo los llamo, pero ellos se niegan a escuchar. Yo les hago señas pero ellos no hacen caso. Desdeñan todas Mis advertencias, se burlan de la promesa. ¿No he dicho Yo que en estos tiempos difundiría Mi Espíritu sobre la humanidad? ¿Y que pondría Mis Leyes directamente en vuestros corazones y las grabaría en vuestros espíritus? Ninguna profecía proviene de la iniciativa del hombre, ¿cómo podría? Mi Palabra es dada por Mi Santo Espíritu haciendo así a los hombres hablar de Mí. 

Yo, el Señor, os he prometido un Cielo NUEVO y una Tierra Nueva. Mi Vassula, Yo estoy en plena preparación de éstos. Pero en vuestros días las gentes están centradas en sí mismas, son irreligiosas, sin corazón, prefieren sus propios placeres a Dios; pero los días están huyendo y pronto toda esta maldad llegará a su fin, barrida y purificada por Mi Fuego de Amor. 

Por tanto, valor, pequeña, siempre existirán pruebas, pero siempre te sostendrá Mi Fuerza. Pronto veréis vosotros Mi Cielo Nuevo y viviréis en una Tierra Nueva, porque Mi promesa se cumplirá pronto y se prepara una renovación de Mi Iglesia. Ya estáis viviendo vosotros en el comienzo de los dolores de su parto. Ánimo, pues, Mis bienamados, vosotros que lleváis Mi Nombre y que sois Mi descendencia. No desesperéis, Mi Palabra se está cumpliendo. 

Yo he dicho que Estaré-Con-Vosotros y que viviré en medio de vosotros. Os alimentaréis directamente de Mí y os OFRECERÉ el agua del Pozo de la Vida, gratuita para cualquiera de vosotros que tenga sed. Mi Fuego desciende ya del Cielo hasta vosotros y os consume con Mi Gran Amor. Yo propagaré este fuego devorador de nación en nación, transfigurando vuestra maldad en amor, cautivando vuestros corazones petrificados, dejándolos abrasados y cambiando vuestro letargo en celo por Mí, vuestro Dios. Esta Hora Sagrada de Mi Fuego se difundirá entre vosotros como un horno ardiente y seréis colmados de Mi Fuego de Amor, el Fuego de Mi Santo Espíritu, semejante al del pasado Pentecostés. 

Yo os renovaré ensanchando Mi Reino de Verdad, de Unidad, de Justicia, de Paz y de Amor. Por eso ¡alegraos! ¡Exultad en lo íntimo de vuestro corazón, Mis bienamados! Yo vendré a eliminar a TODOS vuestros vanidosos fanfarrones que fueron una de las causas de vuestra dispersión y de vuestra caída; los que ahogan Mi Espíritu serán vencidos con Mi Aliento. Vosotros seréis purificados con Mi Fuego de Amor. Hija, ámame, adórame, compláceme. El Amor te ama. Yo te bendigo, Mi niña. 

-¿Nosotros, SEÑOR? 

-Nosotros, hija. VEN

Sorprendente artículo de la izquierdista Rahola sobre la caridad

“La Caridad”, publicado recientemente en La Vanguardia por la periodista Pilar Rahola: 


A pesar de que lo políticamente correcto es hablar de solidaridad, sobre todo porque la izquierda se siente más cómoda con este concepto que le suena a laico, lo cierto es que la caridad, en su sentido cristiano, es la base de toda solidaridad. Personalmente, quizás porque he sido lectora de Las confesiones de san Agustín (aconsejo la TRADUCCIÓNcatalana de Miquel Dolç en la Bernat Metge), creo que la caridad es un concepto que los engloba todos, porque implica empatía, entrega y sacrificio. El propio san Agustín lo expresó en una frase que es todo un tratado ético e, incluso, podría ser un tratado político: “En las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad”.
Sin embargo, en parte por los abusos que la imposición dogmática de la Iglesia representó durante siglos, en parte por el dogmatismo que también palpita en muchas ideologías de progreso, el concepto de caridad fue quedando obsoleto e, incluso, se consideró retrógrado. Y fue así como, en un pispás, después de siglos de gentes de Iglesia practicando la caridad por el mundo, PARECIÓ que esta, renombrada como solidaridad, era un invento de la izquierda. En el relato del progre cabían los médicos sin fronteras, las oenegés, los periodistas con su cámara al hombro, pero no tenían cabida las monjas y sacerdotes que habían llegado antes que cualquiera, jugándose la piel en las heridas abiertas del mundo. Lo políticamente correcto no podía aceptar la solidaridad con la cruz al cuello, porque les rompía demasiados esquemas.
Lo cual es, además de una estupidez, una gran injusticia porque el mundo es mejor por esa cantidad ingente de personas, cuya fe en Dios las ha impelido a dedicar la vida a los demás. Muchas de ellas en las esquinas más rotas del planeta, viviendo en condiciones infrahumanas, arriesgando la vida diariamente. Y muchas de ellas, muriendo. La última ha SIDO el misionero Manuel García Viejo, víctima del voraz y letal ébola que está sangrando las entrañas de África. Ha muerto en Madrid, después de haber sido repatriado desde Sierra Leona, donde dirigía un hospital. Pocas semanas antes había muerto otro sacerdote de la misma orden, Miguel Pajares, que también dedicó su profesión, su esfuerzo y su tiempo a las zonas más castigadas del continente negro. Su último destino, Liberia. Y si hiciéramos la lista completa de los sacerdotes y monjas que dan su vida al prójimo sin otro objetivo que vivir su fe como un servicio, necesitaríamos mucho papel. Son gentes de fe cuya fe da luz a las tinieblas, iluminando las zonas oscuras del mundo, allí donde habitan el olvido y la desesperación. Sirva este humilde artículo para expresar un hondo agradecimiento y una profunda admiración hacia todos ellos, creyentes cuyo Dios tiene alma humana. Retorno a san Agustín, y es palabra de santo: “Donde no hay caridad, no puede haber justicia”.

Sacrifican a un niño en ritual de brujería

India: sacrifican a un niño en un ritual de curación sugerido por un brujo tántrico

, por Luis Santamaría
Un hombre, aconsejado por un brujo tántrico, sacrificó en un ritual a un niño de 7 años con la intención de curarse de la enfermedad mental que padece en el estado de Orissa, en el este de la India, informó a la agencia Efe ayer, 29 de septiembre, una fuente oficial. El acusado se llevó al menor de su casa, situada en el distrito de Bolangir, con el pretexto de “ir de compras”, a lo que su madre había accedido, dijo el superintendente de Policía de la zona, Deepak Kumar.
El suceso ocurrió el pasado 26 de septiembre por la noche, pero no fue hasta el día siguiente cuando el cadáver del niño fue encontrado a unos 4 kilómetros de su vivienda. Kumar indicó que el culpable había estado anteriormente bajo tratamiento por su enfermedad mental y que se trata de un hombre“supersticioso”.
La Policía arrestó a tres personas en relación con el crimen, entre ellos al brujo que aconsejó la muerte del pequeño. El tantrismo, junto a otras corrientes de la tradición hindú, tuvo en el pasado una larga tradición -hoy casi erradicada- de rituales con sacrificios humanos, aunque siguen existiendo casos denunciados de asesinatos infantiles.
En diciembre de 2013, una madre del estado nororiental de Assam quemó vivo a uno de sus gemelos de cinco meses con la intención de salvar al otro, después de revelársele en un sueño que si no mataba a uno morirían los dos.
Según datos oficiales, en 2009 -último año del que hay recuento- se registraron en la India 186 muertes violentas relacionadas con la “brujería”, término que en muchos casos engloba este tipo de rituales mortíferos.
En las áreas tribales de la India no son infrecuentes los sacrificios humanos, así como los linchamientos de mujeres acusadas de practicar magia negra o brujería, pese a que varios gobiernos regionales han emprendido campañas de sensibilización

lunes, 29 de septiembre de 2014

Ex Discípulo de Satanás se ordena sacerdote

Fanático del Heavy Metal, pandillero, discípulo de Satanás... Hoy es sacerdote y exorcista

Fanático del Heavy Metal, pandillero, discípulo de Satanás... Hoy es sacerdote y exorcista
Su rebeldía fue la detonante para que viviera desde muy temprana edad en las calles de Medellín. En medio del rock pesado, quedó subyugado con el infierno. Pronto descubriría que no era un juego.
Portaluz

Antes de ser sacerdote misionero y uno de los exorcistas más consultados de Colombia, el padre Juan Gonzalo Callejas fue testigo del infierno. Tal cual. Él mismo testimonia, en entrevista difundida por el Canal TeleVida de Colombia, que estuvo al servicio del demonio en su juventud y perteneció a bandas delictuales en su natal Medellín, durante la época turbulenta de Pablo Escobar.
 
Pese a ser criado en un colegio católico, la rebeldía borró todo principio cristiano heredado de sus padres. La anarquía y displicencia en contra de toda autoridad eran más atractivas. Así fue presa fácil para el demonio. “Salí a la calle a disfrutar de la vida, porque podía hacer lo que quería. Todo se coordinó para que me metiera en el terreno de lo oculto. Empecé a pintar distintas figuras del infierno en mi cuarto, a pegar afiches de las agrupaciones de zombies. Capturaba murciélagos y luego de matarlos los disecaba para clavarlos en la puerta del closet. Hice de mi habitación una caverna del infierno”.
 
A los 14 años ya participaba de reuniones clandestinas con pandillas delictuales. Todo “armonizado” con canciones del rock metal, cuyas letras invocaban a la muerte. “Escuchaba a Ozzy Osborne, Iron Maiden, Metallica, Slayer, entre otras agrupaciones que pertenecen al género underground”.
 
Dice que aprendió “las técnicas de la mentira y del placer” gracias al “padre de la seducción”, llegando a tener cinco novias al mismo tiempo con quienes disfrutaba del sexo. Astutamente portó y vendió drogas dentro de su colegio y se introdujo en ambientes delictuales en los suburbios de Medellín.
 
El encuentro con la muerte que le llevó a Dios
 
En ese contexto, asegura, inexplicablemente “la muerte fue la predicadora que me permitió abrir los ojos”. Esta frase se hizo explícita tras fallecer uno de sus mejores amigos y cómplices que tenía por aquellos días, Juan Gonzalo. “Él iba en motocicleta cuando tuvo un accidente y murió. Al momento que estábamos velándolo, decidimos abrir el ataúd. Con unas navajas lo abrimos para verlo por última vez y no olvidaré su rostro… era como si quisiera decirme «el infierno existe y yo estoy en él»”. 
 
Subyugado por las prácticas satánicas no era capaz de escuchar a nadie, tampoco a sus padres que –aferrados a la Santísima Virgen María- nunca perdieron la esperanza de que fuera rescatado. “Ellos siempre rezaron el Rosario. Pero a la par debían soportar que aunque insistieran, hablarme de Dios no servía para nada. Así que se dedicaron a hablar con Dios sobre mí. Asistían a misa diaria con la esperanza de que me convirtiera”.
 
Las plegarias tendrían efecto cuando cumplió los 19 años. Cursaba primer año de Ingeniería Electrónica en la universidad cuando estuvo a punto de morir. “En una ocasión fui a dejar a una de mis novias y un autobús no respetó la parada, embistiéndome. El auto se volcó y yo solamente salí con algunas heridas. Pero hubo algo que me marcó. Espiritualmente vi toda mi vida en fotografías, que duraban fracciones de segundos, instantes de mi vida, y en el que se mostraba desde el minuto de mi nacimiento”.
 
“Mi vida –prosigue- se me mostró tal como fue. Era yo el culpable de todo y después de este accidente comencé a pedirle ayuda a Dios. No podía rezar siquiera un Padre Nuestro o un Ave María, porque no me acordaba”. Aún no liberado, su orgullo le impidió pedir ayuda a sus padres, “porque el súper hombre que en esos días me creía, no podía rebajarse. Por eso, y por instinto, me fui al capellán de mi universidad y le pedí que me regalase una fotocopia del Credo”.
 
Oración de liberación
 
Así, la Profesión de Fe bastó para que Juan Gonzalo tomara conciencia, renunciara a Satanás, pudiendo entrar Dios en su vida. “A través del Credo le pedí al Señor salir de la pandilla”. Le confesó a su madre las malas decisiones que había tomado y ella, sin pensarlo dos veces, le pidió a un grupo de oración de la Renovación Carismática que pudiera visitarlo. “Mi madre me dijo que los sacerdotes de la Renovación tenían la experiencia con oraciones de liberación y me interesé de lo que estaba hablando. Vinieron a casa y uno de ellos que tenía el don de sentir la presencia del diablo donde estuviera pidió ir a mi habitación. Al rato fuimos y luego de vivir un rato de oración, botaron los animales muertos, destruyeron las figuras de rock satánico, quemaron unos libros de brujería que tenía, entre ellos, la Magia Blanca, roja, verde y negras que tenía guardadas”.
 
Lo más impactante, relata, vendría al momento de vivir su liberación. “Cuando me impusieron el crucifijo, sentí el calor como de una plancha que estaba en mi espalda. Luego entró la paz del Espíritu Santo que hasta hoy la recuerdo”.
 
Y esa paz lo cautivó. Se comprometió a rezar el Santo Rosario junto a sus padres y a asistir a misa. Sin embargo, cuenta, lo más difícil vino después, al confesarse con un sacerdote. “Después de muchos conflictos internos me decidí confesar y estuve conversando por más de una hora con el padre”.
 
Vino nuevo en odres nuevos
 
Desde aquel segundo, su transformación sorpresivamente tendría impactos en su forma de relacionar con Dios, hasta el punto de dejarlo todo para ir a misionar al Amazonas, congelando sus estudios. “Compartí con familias vulnerables y conocí las subculturas que habitan en el sector, y me pregunté «cómo sería dedicar mi vida a esto»”.
 
Sintió el llamado del sacerdocio y para ello, se trasladó a la ciudad de Cuenca, España. Una vez ordenado sacerdote trabajó en un canal de televisión católico. Luego fue enviado hasta Argentina, donde desarrolló programas de integración y evangelización con jóvenes. “En este país vi los efectos de la brujería, constaté los daños que hacía el demonio en niños y familias. Por eso, regresé a Colombia con la intención de hablar con las autoridades de la Iglesia sobre los efectos de la brujería”.
 
Desde hace algunos años que se ha dedicado a dictar conferencias en diferentes países en las áreas de la defensa de la fe, demonología y la recta comprensión de los textos de la Sagrada Escritura. Para “enfrentarse a los efectos de la brujería, los efectos de los pecados intergeneracionales y la sanación interior”, comenta. Estas experiencias y testimonios se pueden conocer en su libro «Contra la brujería», un manual para prevenir, diagnosticar y contrarrestar los efectos de la hechicería. También preside la Fundación Victoria de la Cruz, que libera a jóvenes con adicciones al alcohol y sustancias sicotrópicas.

Testimonio: La Confesión no tiene precio



Milagros que ocurren en la Sta Misa


Se pueden consagrar hostias de maíz?



Para que el Sacramento de la Eucaristía sea válido es necesario que: 

- El pan sea substancialmente de trigo (amasado con harina de trigo y agua natural, y cocido al fuego). Si tiene algún elemento añadido no puede ser tal que el pan no sea considerado como de trigo según el estimado común.  
De modo que sería materia inválida el pan de cebada, de arroz, de maíz, etc., o el amasado con aceite, leche, etc.  (Ver: Código de Derecho Canónico, C. 924, 2).  

Si el pan se ha corrompido de tal manera que su naturaleza esta substancialmente alterada y no se puede considerar pan, constituye materia inválida.  El juicio sobre la validez de la sustancia debe basarse en el contenido del pan y no en su apariencia. 

-El vino sea natural, puro de uva y no corrompido. Debe ser vino y no jugo. (Ver. C. 924,3)
Vino que no es de uva o que fue hecho químicamente o al que se le añadió una cantidad igual o mayor de agua, es materia inválida. El vino se considera alterado o corrompido cuando ha perdido las cualidades por las que comúnmente se reconoce como vino. Si es tan amargo que se reconoce como vinagre en la estima general de las personas, es materia inválida. 

Si el sacramento es invalido, no hay Eucaristía.  Es decir,  no está realmente Cristo presente.


Para que el Sacramento sea lícito se requiere:

-Que el pan sea de trigo y agua sin otro elemento añadido; que sea ácimo (es decir, no fermentado; Código de Derecho Canónico, C. 926), hecho recientemente, de manera que no haya peligro de corrupción (Cfr. Código de Derecho Canónico, c. 924 & 2);

-Que al vino se le añadan unas gotas de agua ( Cfr. Código de Derecho Canónico, c. 924 &1).  El añadir agua al vino era la práctica universal entre los Judíos y seguramente así lo hizo Jesucristo.

Si el Sacramento es ilícito, hay Eucaristía (Presencia Real), pero se está ofendiendo a Dios si la infracción es voluntaria. 

¿Qué hacer si usted es testigo de un abuso contra la Eucaristía?

Informar al sacerdote. Si este no hace caso, informe al obispo. Si se continua confeccionando la Eucaristía con materiales que la hacen inválida, vaya a misa en otra Iglesia Católica. 

domingo, 28 de septiembre de 2014

Mis principales obras son las curaciones de los corazones

Yendo hacia Arimatea con los discípulos y con José de Emaús. De María Valtorta
2ª año de la vida pública de Jesús


Señor, ¿qué vamos a hacer de éste? - pregunta Pedro a Jesús señalando al hombre - de nombre José - que los sigue desde que han dejado Emaús y que ahora escucha a los dos hijos de Alfeo y a Simón, que se ocupan de él de modo particular.
Ya lo he dicho: viene con nosotros hasta Galilea. 

-¿Y luego?...
-Luego... se quedará con nosotros; ya verás... 
-¿También él discípulo? ¿Con ese pasado?

-¿También tú fariseo?

-¡No! Pero... lo que me parece es que los fariseos nos vigilan demasiado... 
-Y si lo ven con nosotros nos crearán dificultades. Es lo que quieres decir, ¿no? ¿Y entonces, por temor a que nos 
molesten, tendríamos que dejar a un hijo de Abraham a merced de su desolación? No, Simón Pedro; es un alma que puede perderse o salvarse según el tratamiento que se dé a su profunda herida. 

-¿Pero, ¿no somos nosotros ya tus discípulos?...
Jesús mira a Pedro y sonríe con finura. Luego responde: 

-Te dije un día, hace muchos meses: "Vendrán otros muchos discípulos". El campo de acción es vastísimo; los obreros, debido a esta vastedad, serán siempre insuficientes... y, también, porque muchos acabarán como Jonás: perdiendo su vida en el duro trabajo. Pero vosotros seréis siempre mis predilectos - termina Jesús, arrimando a sí a este Pedro apurado que con la promesa se ha tranquilizado.

-Entonces viene con nosotros, ¿no?
-Sí. Hasta que su corazón recobre la salud. Está envenenado de tanta animadversión como ha tenido que tragar. Está intoxicado. 

Santiago, Juan y Andrés alcanzan al Maestro y se ponen también a escuchar.
-
No podéis evaluar el inmenso mal que un hombre puede hacer a su congénere con una actitud de hostil intransigencia. 
Os ruego que recordéis que vuestro Maestro fue siempre muy benigno con los enfermos espirituales. Sé que opináis que mis mayores milagros y principal virtud se manifiestan en las curaciones de los cuerpos. No, amigos... Acercaos también los que vais delante y los rezagados; el camino es ancho y podemos andar en grupo.

Todos se arriman a Jesús, que prosigue:
-Mis principales obras, las que más testifican mi naturaleza y mi misión, las en que recae, dichosa, la mirada de mi Padre, son las curaciones de los corazones, tanto cuando son sanadoras de uno o varios vicios capitales como cuando eliminan la desolación que abate el ánimo, persuadido de estar bajo sanción divina y abandonado de Dios.

¿Qué es un alma, si pierde la seguridad de la ayuda de Dios? Es como una delgada correhuela: no pudiendo seguir aferrada a la idea que constituía su fuerza y dicha, se arrastra por el polvo. Vivir sin esperanza es horroroso. La vida es bonita - dentro de sus asperezas - sólo si recibe esta onda de Sol divino. El fin de la vida es ese Sol. ¿Es lóbrego el día humano?, ¿está empapado de llanto y signado con sangre? Sí. Pero saldrá el Sol. Se acabarán, entonces, dolor y separaciones, asperezas y odios, miserias y soledades de momentos angustiosos, de momentos de ofuscación. Luminosidad, entonces, canto y serenidad, paz y Dios, Dios, que es el Sol eterno. Fijaos qué triste está la Tierra cuando hay eclipse. Si el hombre dijese para sí: "El Sol ha muerto", ¿no le parecería, acaso, vivir para siempre en un oscuro hipogeo, como emparedado, enterrado, difunto antes de haber muerto? 

¡Ah..., pero el hombre sabe que más allá de ese astro que oculta al Sol, que hace fúnebre al mundo, sigue estando el radiante Sol de Dios! Así es el pensamiento de la unión con Dios durante una vida. ¿Hieren los hombres?, ¿despojan a otros de sus bienes?, ¿calumnian? Sí. Pero Dios medica, reintegra, justifica... ¡y con medida colmada! ¿Dicen los hombres que Dios te ha rechazado?
Bueno, ¿y qué?; el alma que se siente segura piensa, debe pensar: "Dios es justo y bueno, ve las causas de las cosas y es más benigno, más que el mejor de los hombres, infinitamente benigno; por tanto, no me rechazará si apoyo mi rostro lloroso sobre 
su pecho y le digo: “Padre, sólo Tú me quedas; tu hijo está desconsolado y abatido; dame tu paz...”.

Ahora Yo, el Enviado, el enviado por Dios, recojo a aquellos a quienes el hombre ha confundido, o han sido arrastrados por Satanás, y los salvo. Ésta es mi obra, ésta es verdaderamente mía. El milagro obrado en los cuerpos es potencia divina, la 
redención de los espíritus es la obra de Jesucristo, el Salvador y Redentor. Pienso, y no yerro, que estos que han encontrado en mí su rehabilitación ante los ojos de Dios y los propios serán mis discípulos fieles, los que podrán arrastrar con mayor fuerza a las 
turbas hacia Dios, diciendo: "¿Vosotros pecadores? Yo también. ¿Vosotros descorazonados? Yo también. ¿Vosotros desesperados? También yo. Ved cómo, a pesar de todo, el Mesías ha tenido piedad de mi miseria espiritual y me ha querido sacerdote suyo; porque El es la Misericordia y quiere que se persuada de ello el mundo (y nadie es más capaz de persuadir que quien tiene propia experiencia)".

Yo, ahora, a éstos los uno a mis amigos y a los que me adoraron desde el momento de mi nacimiento, es decir, a vosotros y a los pastores; los uno, en particular, a los pastores, a los curados, a aquellos que, sin especial elección como la de vosotros doce, han entrado en mi camino y habrán de seguirlo hasta la muerte. En Arimatea está Isaac. Me ha pedido esto José, amigo nuestro. 

Tomaré conmigo a Isaac para que se una a Timoneo, cuando llegue. Si prestas fe a que en mí hay paz y razón de toda una vida, podrás unirte a ellos; serán para ti buenos hermanos».

-¡Oh, Consolación mía! Es exactamente como Tú dices. Mis grandes heridas, tanto de hombre como de creyente, se van curando cada hora que pasa. Hace tres días que estoy contigo, y ya me parece como si eso que, hace sólo tres días, era mi tormento fuera un sueño que se va desvaneciendo. 

Lo hice, sí, pero, ante tu realidad, cuanto más va pasando el tiempo, más va perdiendo sus extremos cortantes. Estas noches he pensado mucho. En Joppe tengo un pariente que es bueno (aunque haya sido causa involuntaria de mi mal, pues por él conocí a aquella mujer). Que esto te diga si podíamos saber de quién era hija... 
¿De la primera mujer de mi padre? Sí, lo habrá sido, pero no de mi padre; llevaba otro nombre y venía de lejos. Conoció a mi pariente por unas transacciones de mercancías. Yo la conocí así. Mi pariente ambiciona mis negocios. Y se los voy a ofrecer, porque sin dueño se perderían. Los adquirirá. Incluso por no sentir todo el remordimiento de haber sido causa de mi mal... Así podré bastarme y seguirte tranquilo. Sólo te pido que me concedas la compañía de este Isaac que nombras; tengo miedo de estar solo con mis pensamientos: son demasiado tristes todavía...

-Te daré su compañía. Tiene buen corazón. El dolor lo ha perfeccionado. Ha llevado su cruz durante treinta años. Sabe lo que es el sufrimiento... Nosotros, entretanto, continuaremos. Nos alcanzaréis en Nazaret.

-¿No nos vamos a detener en casa de José?

José está probablemente en Jerusalén... El Sanedrín tiene mucho que hacer. De todas formas lo sabremos por Isaac. Si está, le llevaremos nuestra paz; si no, nos quedaremos sólo a descansar una noche. Tengo prisa de llegar a Galilea. Allí hay una Madre que sufre - porque tenéis que pensar que hay a quien le apremia causarle dolor - y quiero confortarla.