domingo, 31 de agosto de 2014

"Peceras" en los templos. Casi mejor que no


 por Jorge G Guadalix, sacerdote
Tenemos que replantearnos eso de las “peceras” en los templos parroquiales. Hubo un momento, quizá seguimos en él, en el que se veía como algo útil para papás con niños pequeños el habilitar en los templos unas zonas acristaladas e insonorizadas, pero con buena megafonía, desde las cuales los papás con niños pequeños pudieran participar de la santa misa sin miedo a molestar al resto de los fieles.
En la parroquia de un servidor hay familias que acostumbran a seguir la celebración desde la capilla del Santísimo, separada del templo principal por una cristalera y que en la práctica se ha convertido en esa pecera cómoda para los padres.
Vista la experiencia de este tiempo no me queda más remedio que concluir que es un completo fracaso, no tanto por el sistema, sino por la total falta de educación de los padres que han decidido que como a los niños no se les escucha pueden convertir la capilla o el lugar insonorizado en una sala de juegos donde los peques acuden con el patinete, las pinturas, los cochecitos, corren, saltan, se pelean, chillan y aquí no pasa nada.
El objetivo básico de esos lugares es otro. Es que los niños vayan acostumbrándose a la celebración y evitar si acaso las pequeñas molestias que pudieran ocasionar a los demás fieles. Pero si ese recinto no es más que una sala de juegos, mal andamos.
Hace unos días, en la parroquia de un servidor, misa dominical y unas familias con sus niños escuchando misa desde la capilla del Santísimo. Pues bien, no es que los niños se movieran o hicieran algo de ruido, es que los chiquillos decidieron subirse a los bancos, hacer carreras, tirar de los manteles y hasta aprovechar los confesionarios para jugar en elloshabida cuenta de que un servidor estaba solo y no había un sacerdote en ellos. Tanto, que tuvieron que entrar feligreses en la capilla llamando a la cordura. Inútil.
Mala cosa lo de las peceras visto lo visto. Mucho mejor que los niños acudan al templo normal, que los padres cuiden de ellos, los eduquen en lo que es la celebración y si hay emergencias que los saquen discretamente del templo.

La Virgen salva a un bebé ahogado

El 17 de noviembre de 2012, Jorge Becerra se encontraba trabajando en unas obras de jardinería en la localidad chilena de Machalí. Gritos desesperados que pedían auxilio desde una casa cercana los sobresaltaron.

Quien gritaba era Susana, una joven mujer quien, por estar atenta a labores domésticas, se despreocupó de su bebé, Catalina, de 11 meses quien desplazándose a gatas hacia el jardín, se había precipitado accidentalmente al agua, dentro de la piscina, desatando el caos. 

“Un compañero de trabajo me alertó de lo que estaba ocurriendo y decididos, encendimos el camión para pedir ayuda”, cuenta Jorge. Al acudir para prestar auxilio –dice- pudo ver que la pequeña Catalina lucía inerte, con un color morado, y sin respiración. Preso de angustia la tomó en brazos.  “Yo no tenía conocimientos de reanimación, menos para atender a una pequeña bebé en esas condiciones”.

Susana la madre gritaba desesperada y fue entonces que Jorge en un impulso que le vino del alma, sin estar muy consciente de sus palabras, invocó con desesperación a la Santísima Virgen María… “Dejé a la niña postrada en suelo y sigilosamente dije: «¡Tanto hablan de ti María… si existes, intercede por esta bebé ante tu hijo Jesús...sé que puede hacer milagros!. Te pido que hoy lo hagas. ¡Soy tu hijo, ten misericordia!»”.

Luego, emocionado colocó las manos en el corazón de la niña… “Oré con mucha fe. Le clamaba al Señor con alabanzas… y para mi asombro, en pocos minutos la niña volvió a la vida y se recuperaron sus colores”.

Ante la mirada atónita de la madre, solamente atinaron a llamar a los servicios médicos para que enviaran una ambulancia. Pensaron ganar minutos y trasladaron a la pequeña hasta un servicio de urgencias. “Llegamos al Hospital Clínico Fusat de Rancagua. Luego de los exámenes, me preguntaron si al hacer la reanimación había botado agua. Solamente les contesté: «Yo no la reanimé. Solamente recé y le pedí a Dios que hiciera algo por esta bebé»”.

En un hecho sin explicación y según dijeron los médicos, añade Jorge, la pequeña Catalina no tenía agua en sus pulmones. “Por el testimonio de la madre, los médicos calcularon que pudo haber estado durante 15 a 20 minutos en el agua, padeciendo además una hipotermia severa”. Pero la niña no presentaba daños.

Recuerda que la familia de Catalina agradeció la ayuda, y se volcaron a la fe transformados por este hecho extraordinario. La niña fue bautizada y con su familia acude sin falta a la Eucaristía. 

Por su parte, Jorge con esta experiencia no sólo confirmó su amor y fidelidad a la Santísima Virgen María, ¡su madre!, sino que descubrió su vocación laboral… trabajando como auxiliar de servicio en la sala de maternidad del Hospital Regional de Rancagua y está siempre disponible cuando su querido amigo el padre Luis Escobar le convoca para orar. “Hoy si me dicen que debo ir a rezar por alguien que está lejos de mi casa, lo hago sin dudar. Habiéndose manifestado el Señor, habiéndome llevado por sus caminos, me hizo su siervo”. 

Benedicto XVI les invita a rezar el Rosario en el Vaticano

Benedicto XVI. Foto: Alan Holdren / ACI Prensa

VATICANO, 29 Ago. 14  (ACI/EWTN Noticias).- Después de la entronización de la imagen de la Virgen
del Cobre en los Jardines del Vaticano, los obispos de Cuba recibieron el 28 de agosto una sorpresa
por parte de Benedicto XVI, quien los invitó a rezar el Rosario.
“Para gran sorpresa nuestra, al final de la celebración nos llegó la noticia: ‘Esta tarde a las 7 p.m. Benedicto XVI los espera para rezar con ustedes el Rosario aquí en estos jardines para hacer juntos
 el recorrido y terminarlo frente a la Virgen de la Caridad’”, explicó el 29 de agosto a ACI Prensa
/EWTN Noticias el Obispo de Santa Clara (Cuba), Mons. Arturo González Amador.

Benedicto XVI inició el recorrido mariano visitando las distintas imágenes de la María presentes en l
os jardines y culminando el rezo ante la imagen de la Virgen del Cobre, ante la cual rezó con 
devoción. Además, él mismo comenzó el rezo, que posteriormente fue dirigido por su secretario
 personal y Prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Gaenswein y por el Secretario Emérito de
 Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone.

Benedicto XVI recordó con emoción junto a los Obispos su visita a Cuba en 2012, el último viaje 
internacional de su pontificado. “Lo recordó con emoción y cariño. Nos preguntó por la vida del 
pueblo, 

de la Iglesia, y nos aseguró su oración”.

“Unirnos a Benedicto en oración fue una gracia inmerecida que no sabemos agradecer a Dios ni a él. Ha sido un signo de una delicadeza total, y creo que este es el primer eslabón de una cadena de
 momentos gratos y agradables para todo el pueblo cubano que la Virgen nos va alcanzar”, añadió 
Mons. González.

Los Obispos de Cuba también estuvieron con el Papa Francisco, quien los recibió el miércoles 27 
de agosto durante la audiencia general. El Santo Padre Francisco “se mostró muy contento, fue muy acogedor y muy fraterno”, dijo.

“El Sucesor del Apóstol San Pedro siempre se ha manifestado cercano y solícito con la Iglesia en 
Cuba. Especialmente el Papa Francisco, porque conoce mucho más nuestra realidad eclesial y 
social”, concluyó.

Mons. González alargó su estancia en Roma por algunos días, y regresa a Cuba el 30 de agosto
 junto al Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), el Arzobispo Dionisio
 García Ibáñez.

sábado, 30 de agosto de 2014

Así santificaréis las cosas cotidianas

29 DE AGOSTO DE 2014 A Dios lo que es de Dios




Hijos Míos, aunque el mundo os negara, aunque vuestras mismas familias os rechazaran, aunque nadie, nadie os quisiera ni mirar, Yo, Espíritu de Dios, no os dejaré ni un solo instante, porque Dios Altísimo os ama y no os deja ante nada, ni ante nadie. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Nadie llegue a creer que su Dios se olvidó de él, porque eso es el mayor de los desatinos. Dios no olvida a su obra creadora, no olvida a sus almas, y el que dio hasta la última gota por ellas de sangre, no olvidará nunca a ningún alma, sean buenísimas o no lo sean, porque Dios ama sin condiciones y ama infinitamente. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Sois vosotras almas de Dios quienes Nos olvidáis, quienes os alejáis de Nosotros. Tan pronto tenéis tribulaciones, pruebas o contrariedades, llegáis a creer -incluso- que no existimos. 

Pero, no, hijos de Dios, no, la Santísima Trinidad,  cada una de las Personas y las tres unidas, aman a las almas con amor sin inmutabilidad. Estas divinas Personas no se mudan, Ellas no cambian de sentimientos, Ellas os aman y os amamos sin límites, ni condiciones, pero vosotros no queréis aceptar nuestras gracias, ni poner nada de vuestra parte para vuestra santificación, porque significa esforzaros y queréis que toda la labor la hagamos Nosotros y eso no sería justo. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

No os desalentéis bajo ningún concepto si las cosas se os ponen feas por ser católicos, por ser seguidores de Cristo, ya Nosotros sabemos que eso llegará y si bien no todos padecerán persecución, muchos la padecerán de una forma u de otra, pero Nosotros la Santísima Trinidad, os daremos las gracias necesarias para que soportéis todo, no solo pacientemente sino hasta gozosamente, porque Dios es el mejor de los padres, el que de verdad os ama, y lo hace sin miramiento de razas, ni condiciones sociales, si bien unos reciben más que otros, es por su correspondencia a la gracia, porque cuando una gracia se aprovecha viene otra y otra y otra, pero cuando se malogra se retienen otras muchas, porque no correspondéis al llamado del Cielo. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.

Invocadnos a menudo, no solo cuando vais a la oración u os ponéis a rezar, hacedlo a lo largo del día, con actos de amor, de alabanza, de bendición,  y veréis que como al vivir en el recuerdo diario de la Santísima Trinidad, las cosas cotidianas se santifican y se os hacen mucho más llevaderas y gozosas. Yo, Espíritu de Dios, os hablo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.


Información para la beatificación de Álvaro del Portillo

27/08/2014 - Religión

Ante la gran afluencia de participantes que se prevé en la beatificación de Álvaro del Portillo, primer prelado del Opus Dei y primer sucesor de San Josemaría Escrivá, el comité organizativo ha puesto a disposición de los peregrinos un plano con recorridos históricos relacionados con la vida del próximo santo
ForumLiberas.com
Ante la gran afluencia de participantes que se prevé en la beatificación de Don Alvaro del Portillo, primer prelado del Opus Dei, y primer sucesor de San Josemaría Escrivá el comité organizativo de la beatificación ha puesto a disposición de los peregrinos un plano con recorridos históricos relacionados con la vida del próximo nuevo santo y que también incluye información sobre los transportes en Madrid.


La ceremonia estará presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos , el próximo 27 de septiembre en Valdebebas, Madrid, en donde se ha habilitado un espacio abierto para albergar a los más de 50.000 peregrinos de 78 países que está previsto que asistan.

El plano incluye una relación de lugares vinculados al próximo beato, el madrileño Álvaro del Portillo, cuyo centenario de nacimiento se celebra este año. Entre esos lugares figuran la iglesia de San José, donde fue bautizado y la de la Concepción, donde recibió la confirmación y la primera comunión. Además de la parroquia de San Ramón Nonnato, donde el próximo beato colaboraba con las Conferencias de San Vicente de Paúl y el colegio de El Pilar, donde estudió.

También informa de la red de metro, metro ligero, autobuses, cercanías, abono transporte y billete turístico, con el fin de facilitar los accesos a la ceremonia y los recorridos por Madrid y comunidad autónoma.

LLamado de la Virgen a EEUU

HACED HIJITOS MÍOS UNA GRAN CADENA DE ORACIÓN, AYUNO Y PENITENCIA, PIDIÉNDOLE A MI PADRE QUE TENGA PIEDAD Y MISERICORDIA DE LA GRAN NACIÓN AMERICANA!
AGOSTO 25 DE 2014 –Mensajes a Enoc, Colombia

LLAMADO URGENTE DE MARÍA SANTIFICADORA A LA GRAN NACIÓN AMERICANA

La paz de mi Señor esté con vosotros, hijitos de mi corazón.
Se está acercando la hora en que mi Padre derramará la copa de su Santa Justicia sobre ti, oh Babilonia de estos últimos tiempos. ¡Oh, nación americana que no has querido acogerte al llamado que mi Padre te está haciendo para que te conviertas! Os digo, la sangre que derramáis de mis inocentes criaturas, clama justicia; vuestra sodomía, idolatría y decadencia moral una afrenta al amor del Padre; el yugo que ponéis sobre muchas naciones será puesto sobre vuestra nación y vuestra doble moral será desenmascarada. Ya no se te llamará más la Gran Nación, sino que serás llamada la gran desolada.

El fuego de la justicia divina caerá sobre ti y el fuego de la boca del gran dragón amarillo, muy pronto asolará y destruirá gran parte de vuestro territorio. ¡Oh nación del águila, si no volvéis a Dios de corazón, serás destronada y solo quedará de ti un recuerdo!. Dejad vuestra soberbia y prepotencia; dejad de pecar; dejad de retar la sabiduría de Dios, porque has llegado al extremo de creerte divina y todo esto mañana será vuestra desgracia. ¡Oh nación de las cincuenta estrellas, si no volvéis a Dios como los Ninivitas, mi Padre os desaparecerá de la faz de la tierra!.

¡Oh pueblo de Dios, entonad un cántico plañidero por la Reina de las Naciones para que se convierta y no sea castigada!. ¡Volved a Dios habitantes de la gran nación, dejad de subyugar a las naciones, parad de derramar sangre inocente! ¡Ayunad y reparad por todos vuestros pecados, pedid mi santa intercesión, para que el rigor de la justicia divina os sea más llevadera y vosotros y vuestras ciudades no desaparezcan al paso de la Santa Ira de Dios!. Hoy mi Corazón está triste por la suerte que le espera a esta nación, si continúa en su loca carrera de desenfreno y pecado.

¡Haced hijitos míos, una gran cadena de oración, ayuno y penitencia, pidiéndole a mi Padre que tenga piedad y misericordia de la gran nación americana. Como Madre de la humanidad hago un llamado urgente a los habitantes de esta nación, para que se acojan lo más pronto posible a la misericordia de mi Padre. Hago un llamado a su gobernante para que detenga la guerra que solo traería desolación y muerte a la creación. La guerra despertará la justicia divina y pobres de vosotros hijitos, porque no sabéis a lo que os enfrentaréis. La guerra desestabilizará la tierra y todo el sistema planetario se afectará, por la tecnología de muerte que hoy se maneja.

¡Detened la guerra reyes de este mundo, porque mi Padre no permitirá que le destruyáis lo que con tanto amor creó!. Estáis avisados, ¡parad el derramamiento de sangre, no entréis en la guerra; dejad vuestra ansia de poder y expansionismo, porque esto solo traería desolación y muerte. 

Que la paz de Dios reine en el corazón de los gobernantes de este mundo, para que cese la injusticia, la violencia y la guerra, y florezca la justicia y la paz entre las naciones.
Vuestra Madre, María Santificadora.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi corazón.

Otro milagro de María

Monasterio de Jasna Gora, Polonia

En 1625 un prolongado juicio en Varsovia terminó con la condena a morir ahogada de Ana, hija del campesino Bartlomiej y de su mujer Jadwiga. Ana había sido enviada a la ciudad a trabajar, para poder así ayudar con los gastos a sus padres. Era una buena chica y también pudo ser una buena servidora en la ciudad. Pero lamentablemente se enamoró de un hombre al que creyó sincero y cayó en pecado, quedando embarazada de un hombre que no pensaba siquiera en casarse con ella. Con un bebé nacido de madre soltera y llena de vergüenza, miedo y desesperación, Ana arrojó a la pobre criatura por una ventana al barranco al borde de un río cercano. Fue así juzgada y sentenciada a muerte.

Cuando los jueces enviaron al sacerdote a prepararla para la ejecución, éste la encontró sinceramente arrepentida y apenada, y le recomendó que se pusiera bajo la protección de Nuestra Señora de Czestochowa.

El día fijado para la ejecución, una curiosa multitud seguía a Ana al puente sobre el Vistula, y vieron al verdugo atar una gran piedra a la pierna de Ana para asegurarse de que quedaría sumergida en la profundidad del río.

Y ahí estaba ella, que cayó de rodillas ante la multitud, con los ojos llenos de lágrimas amargas y manifestando ante todos su dolor por el crimen cometido. Pidió perdón a Dios y solicitó la ayuda de Nuestra Señora de Czestochowa, prometiendo a cambio reformar su vida. Mas el verdugo tenía que cumplir su deber, a pesar de la simpatía que ahora manifestaba la multitud, y entonces arrojó a Ana al río. Se escuchó su grito al golpear el cuerpo contra el agua, y la multitud vio en silencio cómo el cuerpo era tragado por las aguas, tras lo cual la corriente siguió fluyendo mansamente como siempre.

Algunos testigos se quedaron ahí cerca de media hora mirando el fluir del Vistula hacia el mar. Parecían fascinados por la corriente de agua, sabiendo que allí debajo estaba la joven amarrada a la piedra. De repente hubo un rumor, y luego un grito. A lo lejos, los espectadores vieron abrirse la superficie del río con la forma de la muchacha emergiendo de la profundidad. Ella nadó hacia la costa fácilmente y subió a la orilla. ¡Había sobrevivido!

Ana explicó a los atónitos testigos que corrieron hacia ella, que cuando yacía ya en el fondo del río Nuestra Señora de Czestochowa se le había aparecido, y había sacado la piedra que ataba su pierna, indicándole que nadara hacia la costa.

Los jueces y todos los presentes cayeron de rodillas en oración y gratitud a María por el milagro. Más adelante Ana, su madre, y muchos de los testigos del milagro fueron a Jasna Gora e hicieron allí una solemne ofrenda, tras lo cual regresaron a sus hogares para llevar una vida ejemplar.


Jesús habla sobre las personas piadosas


8 de noviembre de 1964 A Isabel Kindelmann, México

Durante varios días el Señor Jesús me instruyó sobre la piedad y pidió o más bien se lamentó:

JC.-"Escúchame y no te sorprendas porque estoy quejándome durante varios días hasta de las almas piadosas. Lastimosamente tengo serio motivo para ello.

Lo hago para que me ofrezcas reparación por ellas también, porque los piadosos que no hacen sacrificios lastiman más todavía mi Corazón. Oh, qué triste estoy si miro la multitud de los piadosos que viven una vida piadosa pero eso no asegura para ellos muchos méritos
para ganar la salvación eterna. 

Oh, ¡cuántas hay entre ellas que no vienen más cerca de Mí! Como si tuvieran miedo. Hasta el dolor de sus pecados no brota del amor.
Escribe no más mis palabras o mejor mi petición a aquellos que pertenecen a los indiferentes. Que sin sacrificio no hay progreso. Es un error que Yo me contento con una piedad estéril porque es como un árbol que no produce fruto. Y digo algo más todavía, mi
Isabelita: los piadosos de esta clase ni siquiera piensan qué opaca y gris es su alma. 

La luz de la gracia sólo penetra e ilumina el alma qué está incandescente de amor, en la medida en que exponen su alma al efecto transformante de mi gracia. No te sorprenda que te hable en un tono tan severo. Esta severidad también brota de mi amor. 

Quisiera que tomaran a pecho mis palabras y se postraran ante Mí con adoración reparadora y con el alma arrepentida. Porque es costumbre también de las
almas piadosas pensar que, después de haber dedicado un buen rato a sus devociones, ya le han dado a Dios lo que es de Dios.

Le Monde da la razón a Pablo VI

El arzobispo de Burgos constata que el tiempo ha dado la razón a Pablo VI en su encíclica Humanae Vitae

En su última carta semanal, Mons. Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos, asegura que no hay más que ver lo que ocurre en Europa, con una crisis demográfica severa, para comprender la razón que asistía al papa Pablo VI cuando advirtió en la encíclica Humanae Vitae que la contraconcepción provocaría no sólo una alarmante disminución de los nacimientos sino la destrucción del amor humano, aumentando el número de abortos y de divorcios, con el consiguiente perjuicio para los mismos cónyuges y, por supuesto, de sus hijos.
30/08/14 

Ver también
(InfoCatólica) El prelado castellano asegura que «la doctrina de la Humanae vitae contradecía -y contradice- los gustos del tiempo y desafiaba el clima cultural de la época y los enormes intereses económicos de las grandes multinacionales. Su enseñanza es, ciertamente, exigente y no se recuerda con gusto. Perotampoco el Evangelio se sigue con gusto y deja de ser exigente».
Don Francisco asegura que la encílica «se convirtió en la gran cruz de su Pontificado y fue uno de los escritos magisteriales más contestados de los últimos tiempos, fuera y dentro de la Iglesia. `Raramente –escribió en 1995 el cardenal Ratzinger- un texto de la historia reciente del Magisterio se ha convertido en signo de contradicción como esta encíclica´».

Le Monde da la razón a Pablo VI

El arzobispo recuerda que «hace pocos días un periódico tan poco sospechoso como Le Monde decía que hay que potenciar la regulación de los nacimientos por métodos naturales y no por la píldora. Eso es, exactamente, lo que decía hace cincuenta años la Humanae vitae».
Mons. Gil Hellín concluye su carta asegurando que «el remedio contra el divorcio, la violencia sexual, el abandono de los hijos y la misma pervivencia como pueblo no está en el control artificial de los nacimientos mediante el uso de la píldora «del día después» u otras, sino en descubrir la belleza del amor humano y del amor conyugal, viendo el cuerpo humano no sólo como un instrumento de placer sino como un medio privilegiado de comunicación personal y de autoentrega al otro».

viernes, 29 de agosto de 2014

Los rosarios de sanación de dos marines que vieron a la Virgen


agosto 24, 2014
El ministerio de sanación de dos ex marines. 

Esta es una extraordinaria historia de dos hermanos gemelos, Rocco y José, ex Infantes de Marina de los EE.UU. que han descubierto su misión de fabricar rosarios de sanación hechos por ellos mismos, que regalan, no cobran.


Nacidos el domingo de Pascua 1949 José y Rocco Nasiatka de Pawcatuck, Connecticut habían crecido en un hogar muy piadoso, y de hecho habían comenzado a hacer rosarios cuando tenían 12 años. Pero habían perdido la emoción por la religión en la Infantería de Marina. José era un sargento que sirvió en Guam mientras Rocco estuvo en Vietnam. Y, como dice José, los marines “tomaron la santidad en nosotros.” 

Ellos no se parecen al vidente estándar. Se ven como si estuvieran más a gusto trabajando en un muelle que de rodillas en una iglesia

LAS APARICIÓN A ROCCO

Para Rocco, sucedió en Vietnam, a unos 18 kilómetros de Da Nang. El estaba en la Compañía Delta, Primer Batallón, Séptima Infantería de Marina. Una noche, a finales de junio de 1968, Rocco, quien operaba un arma M-60, estaba estacionado en una emboscada en lo que se llamó el Colina 41. Estaba sentado allí viendo al enemigo mientras otros dormían cuando de repente María estaba allí, sin previo aviso, sólo flotando delante de sus ojos.

“Ella era absolutamente hermosa”, relata.

“Ella estaba elevada de la tierra, estaba vestida de color azul, y me dijo que iba a ser herido, que mi vida fue “mitigada”. Esa fue la palabra. Que me iba a morir en Vietnam. Había sentido – antes de irme a Vietnam – que había sido marcado para morir, pero aún así lo hice porque era mi deber, yo era un infante de marina”.

Él había sido marcado para la muerte, pero el destino iba a ser reducido. Iba a ser reducido a causa de las oraciones, dice Rocco, ahora en la cincuentena. En lugar de la muerte, el Señor lo iba a enviar a un sufrimiento físico.

“Iba descalza y elevada del suelo”, continúa hablando sobre la aparición. “Ella dijo, ‘¿Cómo te sientes acerca de una discapacidad? ‘Ella dijo:”Va a ser severa”. “Yo dije que podía manejarla si mi cerebro estaba intacto.”

El ex marine dice que vio a la Virgen con los ojos bien abiertos y en la pose de la Virgen de Gracia, pero toda en azul, “más como un azul eléctrico, vibrante y hermoso. Ella estaba toda en azul y ella sólo apareció justo en frente de mí”. 

Cuando ella le adelantó que iba a ser herido señaló a su mano izquierda y dijo que iba a tener una discapacidad grave – en concreto prediciendo lo que ocurriría una semana después, algo que, al volver a contarlo, pone a Rocco con piel de gallina.

La profecía se cumplió precisamente – en lo que es una de las visitas más destacadas que hemos oído hablar – una semana más tarde. En la noche del 4 de julio de 1968, en una emboscada, Rocco reposaba su mano encima de la cubierta de alimentación de la ametralladora cuando su unidad fue atacada a balazos. Cuatro balas devastaron su mano izquierda, mientras que otras pegaron en los dedos de su mano derecha. La mano izquierda y su posición encima del arma fue justo para desviar que las balas golpearan su cabeza, mientras la bala en su mano derecha  pasó a través de la piel sin tocar el hueso.

“Cuando la Santa Madre me habló, había dicho que sería mi dedo índice izquierdo que tendría que ser amputado, y lo que hizo fue tomar una buena porción de mi mano porque se había formado gangrena”, dice Rocco. “Ellos tomaron el otro dedo también. Pero el de la mano derecha, si pudieras verlo, uno se pregunta cómo pudo suceder. Pasó a través de la piel y no tocó el hueso, un puro milagro, así de simple”.

TAMBIÉN JOSÉ HA VISTO A MARÍA 

Su aparición se produjo 27 años después de la de su hermano, mientras que él estaba en su dormitorio. Ella apareció de la nada, cuando ella llegó, todo, todo en la habitación desapareció.

“Era septiembre de 1995, cuando la Santísima Virgen se me apareció”, dice José. “Cuando la vi ella era absolutamente preciosa. Yo era un policía militar, por lo que [más tarde cuando se produjo la aparición] me llevó a recordar una gran cantidad de detalles. Aparentaba unos 25 años de edad, muy hermosa, muy baja estatura. Ella no era grande. Y estaba descalza”. 

“Tenía como un manto azul y le pregunté a quemarropa, ¿por qué interveniste por mi hermano, porque me acordé de que se había aparecido a mi hermano en Vietnam”.

Y ella dijo: “Fueron las lágrimas de su madre y sus oraciones que habían conseguido mi atención.”

Le pedí que me explicara por qué iba a pasar, y ella hizo un gesto con las manos. Y ella dijo:

“En la vida hay una corriente de vida. Tu hermano fue a morir en Vietnam”. 

Y continuó: “Le pedí al Padre de misericordia, y la misericordia le fue concedida”. 

“Yo era muy analítico”, dice Rocco. “Yo estaba cuestionándola porque no entendí cuando dijo eso, ella extendió sus manos separadas como Nuestra Señora de Gracia y dijo:..”Tengo un gran amor por toda la humanidad “- y cuando ella dijo esto hubo olas de su amor, su amor más hermoso, sus preciosas manos estaban separadas, y sentí como el amor que venía de sus manos a mí era como un océano. Estaba rodando en mí y era hermoso. Fue fantástico. Cuando la vi, todo lo demás desapareció a mi alrededor. Tenía rosas esparcidos a sus pies. Tenía metro y medio de altura. Lo notable fue el amor que sale de ella. Le dije a mi madre sobre ello al día siguiente. Alguien dijo que era porque estaba sumido en la fe, pero eso no es así. Yo ni siquiera había estado en una iglesia. Y luego, en octubre de ese año, mi madre sufrió una serie de ataques al corazón y lo que sucedió fue que en realidad volvimos a la fe en su lecho de muerte. El Espíritu Santo vino a mí.”

AHORA FABRICAN ROSARIOS

Ahora, a la espera de retirarse de puestos de trabajo con el Departamento de Servicios Groton, los dos hermanos hacen rosarios que exudan una gracia indescriptible. Es su misión.

La Virgen les había dicho que iban a ser santos y hacer muchos actos para ella, y eso es exactamente lo que pasó. Ella dijo que serían sus siervos y llevarían a muchas personas a Jesús. Así que ahora estos dos ex marines hacer rosarios. Nunca han cobrado dinero. Los dan libremente. Sienten que deben provenir del “sudor de la frente”.

Vienen lágrimas cuando los están haciendo, y lavan algunos rosarios con esas lágrimas. Ellos pararon de contar desde 1.000. Las cuentas no están son sólo entre las más hermosas que se han visto, sino que están impregnadas de un sentimiento espiritual. Aquellos a quienes se les da los rosarios han experimentado cosas hermosas: curaciones, conversiones, una mujer que se salvó del suicidio, otros han reclamado desde la curación emocional y protección contra accidentes automovilísticos hasta remisiones de presuntos cánceres.

Son aquellos que “más lo necesitan” aquellos a quienes los hermanos le suministran, y se niegan a aceptar dinero para los rosarios.

Jose dice que en una ocasión su esposa había dado un par a un terapeuta física en South County Hospital en Wakefield, Connecticut y a una pareja, que a su vez, se lo había dado a una hija que más tarde tuvo un accidente. El rosario se había colgado del espejo retrovisor y la hija pasó un accidente horrible sin un rasguño. Recuerda José:

El coche parecía que había pasado por una trituradora, y sólo quedaba el rosario y el espejo, con chorros de luces que golpeaban el rosario cuando esta mujer fue a ver los restos del coche de la hija.”

Ellos saben que no son ellos. Ellos saben que son “recipientes”. Ellos saben que quienes realmente los necesitan los encontrarán – y es para aquellos que con gusto ministran.

LOS AVISOS

En un sueño de José vio “siete flameantes criaturas espirituales” que eran parecidos a humanos, pero a la vez aterradoras y majestuosas. Él cree que representaban los dones del Espíritu. A menudo, las experiencias vienen con poco aviso previo.

Relata José:

“Fuimos a este restaurante y esta mujer que era una camarera había oído que yo estaba regalando rosarios, y ella estaba queriendo mucho un rosario mío y se me rompió el corazón de que todos mis rosarios habían sido dados, pero yo tenía una Medalla Milagrosa que un sacerdote me había dado y yo estaba pensando en darle mi Medalla Milagrosa en vez del rosario y la Santísima Virgen en una alocución interior me dijo que ella había escrito su nombre en mi corazón y para darle a esta mujer mi Medalla Milagrosa. Ella sabía que significaba mucho para mí, ya que me fue dada por un sacerdote”.

“Cuando la camarera se acercó, Joseph le dio la medalla y cuando lo hizo el Espíritu Santo entró en la mujer con tanta fuerza que algunos de los que trabajaban con ella estaban dispuestos a llamar a una ambulancia. La mujer estaba temblando y llorando, describiendo la experiencia como fantástica”.

“En otra ocasión, me dieron la imagen de la cara de una mujer”, dice José. “Trabajaba en una oficina de correos en una ciudad justo cerca de donde vivía mi papá y me dijo que estaba necesitada de mi rosario. Yo la había visto, pero no sabía su nombre, y me dijo que fuera a darle uno de los rosarios de curación. Inmediatamente me acerqué y le di un rosario y yo dije: ‘Yo no sé cuáles son sus problemas, pero me han dicho que lo necesitan mucho. Inmediatamente, como si alguien hubiera encendido una espiga, las lágrimas fluyeron por debajo de los ojos y me dijo: ‘Estoy sin palabras “. Se lo puso alrededor del cuello y me llamó más tarde y dijo que lo que pasó fue que ella tenía serios problemas de espalda. Tuvo algún tipo de operación y la llevó a tener problemas graves y cuando ella se puso el rosario, el rosario la sanó”.

HAY OTRAS Historias DE PROTECCIÓN

En Ashaway, Rhode Island, había una mujer que puso un par de los rosarios en la pata de la cama y un mes después se produjo un accidente. En este caso, un coche se estrelló contra su casa en su sala de estar, pero se detuvo en el dormitorio.

En otro caso, José fue a una tienda de regalos Católica para obtener una imagen sagrada para otra persona que necesitaba y justo antes de salir sintió decir que tomara un rosario sanador porque iba a ver una persona que lo necesita mucho. Resultó ser la mujer que era dueña de la tienda.

“Me acerqué con fe y presenté mi rosario a esta mujer y le dije que no sabía cual era su circunstancia, sino que estaba necesitada de curación, y ella estaba asombrada. Ella dijo, ¿Quién te lo dijo?”

 “Me contó la historia y le di un rosario que yo llamo la “Espada del Espíritu”, y ella empezó a llorar. Lo que descubrí fue que ella acababa de perder a una hija de 26 años de edad y había donado uno de sus riñones para tratar de salvar la vida de su hija, pero no fue así y la madre estaba muy afligida. Cuando volví, ella dijo, ‘se me partió el corazón. Había perdido todo entusiasmo por la vida. Pero cuando recibí ese rosario de sanidad yo podía sentir el amor de Dios sanar mi corazón. A pesar de que fue una terrible experiencia, ella ha seguido adelante. Ella dice que se siente maravillosa. Eso me hizo muy feliz. Todas estas gracias son para recordarnos que debemos tener comunión con Jesús a través de María”.

Los hermanos están totalmente abiertos a Dios, creen que rosarios son el resultado del flujo a través de la Virgen del poder de Dios. A menudo, el ministerio de estos dos fornidos ex Marines es para las mujeres y los niños.

CONSAGRACIÓN A MARÍA

Jose se consagró al Corazón Inmaculado primero, y luego Rocco, que aún no había llegado plenamente a María a pesar de su aparición en Vietnam, el que se consagró después de una segunda experiencia.

Esto fue en 1996, y a diferencia de la aparición en Vietnam, esta vez su voz vino cuando una bola borrosa de luz azul se le apareció.

“Estaba en mi habitación orando”, dice Rocco, quien al igual que su hermano sólo ha tenido una aparición en gran escala. “Yo no estaba forzado a consagrarme. Tuve que pensar en ello y me dijo que no me estaba forzando. Ella no dice que debía hacerlo. Sólo dijo que estaría contenta.”

Él se consagró y desde entonces la vocación de rosarios – algo que le habían enseñado a hacer en la infancia, pero que había perdido el contacto durante sus años como infantes de marina – se había disparado. Ellos son testigos constantes de la bondad del Señor. Una y otra vez ven acontecimientos, tanto pequeños como grandes. “Dios siempre da ayuda cuando la necesitan”, dice José. “Sólo tienes que pedir por ella”.

NO TODO EL MUNDO SE CURA 

De hecho, la propia esposa de José murió de cáncer de mama. Pero muchos han sido tocados por la bondad. En un nivel espiritual, los rosarios son casi deliciosos. Los hemos experimentado nosotros mismos. Ellos parecen de otro mundo.

Según Rocco iban a Adoración a la Iglesia de San Miguel, un día, cuando se encontraron a un familiar con una amiga que tenía cáncer, mientras estaban en la carretera interestatal 95 sentieron decir que vayan inmediatamente a esta iglesia. Como suele suceder, los gemelos Nasiatka estaban en el estacionamiento y cuando los hermanos oraron por ella, ella temblaba mucho, rompió a sudar, y más tarde afirmó que había ocurrido una remisión en ese punto.

“La vi más tarde y ella estaba radiante”, dice el ex infante de marina. “Ella dijo que estaba libre de cáncer. Decimos a la gente, no nos mire  a nosotros. Sólo somos conductos”.

El Señor sana a los que están en su plan para ser sanados y lo hace en este caso a través de la fe – y los rosarios son las “ondas de choque” de la bondad, dice Jose. El mensaje es pensar en los otros. Todo lo que piden a cambio de un rosario es que la gente haga algo bueno por alguien más. “Es el camino de Dios”, dice Joseph.

UN CAMBIO DE ÉPOCA

Es la opinión de José, que vio a la Virgen en septiembre de 1995, que la década de 1990 es una década en la que fue el comienzo de un “cambio de corazón” en la humanidad, y que también fue el comienzo de “mucho dolor y castigo”. Tanto mi hermano y yo sabíamos que iban a haber acontecimientos mundiales que obligarían a la humanidad a ir por un camino diferente, que iba a hacer que la gente considerara amarse los unos a los otros y también perdonar. Iban a ser cosas que sucederían que despertaran a la gente a dejar su forma de vida del egoísmo, la ira y la crueldad hacia los otros. El camino de Dios es el amor y el perdón.

Yo sabía la década de 1990 era el comienzo, y que el año 2000 y más allá serían críticos. Señaló extraños sucesos meteorológicos, y dijo:

“Vi en la década de 1990 una gran cantidad de acontecimientos extraordinarios, tormentas del siglo, y fueron estos como el servicio de despertador. Lo que creo es que los tornillos de la vida se van a apretar aún más en el castigo y la humanidad va a ser llevada al punto donde entendamos que todos estamos juntos en esto. Todo el mundo va a poner a la otra persona primero. Este es el camino de Dios, para servir a los otros. Lo que va a pasar es que habrá cosas que nos harán valorar la vida, porque puede haber puntos en los que inocentes van a ser asesinados, y va a ser horrible y llevará a la humanidad a un cambio de corazón”.

Hay algunas cosas que podrían haber sucedido pero que Dios nos ha sonreído. José dijo que le pasó de enviar un rosario “rojo sangre” a una amiga cercana y como un presagio llegó a ella el 11 de septiembre.

“Muchas de las cosas se han mitigado, las cosas que podrían haber pasado”. “El mensaje es pensar en los otros.”

Rocco comenta que “los tiempos son cada vez críticos y hay que protegerse”.

Su impresión es que,

“el fin de nuestra civilización podría haber ocurrido en la década de 1990. Tuvimos grandes inundaciones y un montón de cosas catastróficas sucediendo. Creo firmemente que María contuvo la ira de la mano de Dios. Dejó que la gente madurara en su fe, y dejó pasar más almas. Creo que no hubo más catástrofes porque se contuvieron, pero creo que estamos en un tiempo prestado”.

Fuentes: Spirit Daily, 

Bárcena: inauditas las declaraciones del card Ravasi

'En el arco parlamentario no hay un partido en el que no haya masones' El profesor Alberto Bárcena, experto en masoner...